La Antorcha de la Libertad y la Unidad Centroamericana fue entregada por Nicaragua a las autoridades educativas costarricenses en el puesto fronterizo de Peñas Blancas.

Durante tres días la Antorcha recorrió el suelo nicaragüense en manos de 12 mil 800 estudiantes de todo el país.

En Peñas Blancas se realizó una revista cultural en la que se expuso, a través de la danza y la música, la identidad nicaragüense.

Pamela Cortes, estudiante del colegio Gaspar García Laviana, en Moyogalpa, Rivas, valoró que la patria es amor a la libertad.

Recordó que el 15 de septiembre de 1821, hace 195 años, los próceres de la Independencia convirtieron en realidad los deseos más profundos del pueblo de ser libres e independientes del yugo español.

"Este hecho histórico nos enorgullece ya que fuimos la única región del continente que logró la independencia de manera pacífica y no en campos de batalla", señaló la joven estudiante.

Cortes también destacó las gestas heroicas de los héroes nacionales a lo largo de la historia centroamericana y nicaragüense.

Aseguró que hoy los jóvenes de Nicaragua seguimos de la mano de Dios protagonizando el sol de la Libertad, el sol de la dignidad y el sol de la justicia hacia rutas de prosperidad con el gobierno del comandante Daniel y el respaldo del pueblo.

Por su parte la Ministra de Educación, compañera Miriam Raudez, dijo que la Antorcha es símbolo de amor, de unidad y de fraternidad entre los pueblos.

Raudez recordó al compañero René Núñez, Presidente de la Asamblea Nacional, señalando que será recordado por generaciones y dijo que su legado compromete a cada nicaragüense a ser mejor en todos los ámbitos de la vida.

"Hoy en el traspaso de esta Antorcha de la Libertad Centroamericana estamos llamados a seguir promoviendo la hermandad y solidaridad entre nuestros pueblos en todos los momentos y que despierte la conciencia de patria y libertad", indicó la Compañera Miriam Raudez.