La Dirección de Meteorología de Surcorea (KMA) advirtió hoy la posibilidad de más terremotos de gran intensidad en esa nación asiática, donde comenzó la implementación de un plan de contingencia ante esos eventos naturales.

Además de 22 sismos de baja escala, Corea del Sur sufrió la víspera dos temblores de 5,1 y 5,8 grados en la escala abierta de Richter, que ocurrieron con una diferencia de 50 minutos y dejaron un saldo de ocho heridos y varios daños materiales, reportó KMA.

Tras las actuales advertencias, la presidenta Park Geun-hye prometió un mejor equipamiento en las instalaciones principales, incluidas las que protegen los reactores nucleares, para que soporten mejor los movimientos telúricos.

A fin de evaluar los daños en la región afectada, la mandataria anunció una visita gubernamental a esos territorios, donde se apoyarán las labores de recuperación.

También se conoció la creación de un grupo de trabajo por el Ministerio de Ciencia, TIC y Planificación del Futuro, para pesquisas en instalaciones de telecomunicación y las centrales nucleares cercanas al epicentro del terremoto en la región de Gyeongsang.

Asimismo, el Comité de Seguridad y Prevención de Riesgos Nucleares informó la instalación de un equipo de emergencia para investigar posibles averías en plantas y vertederos nucleares.

Varias empresas surcoreanas detuvieron su producción y líneas de montaje para realizar inspecciones de seguridad en sus locales.