El volcán Turrialba presentó hoy una nueva erupción de ceniza y gases, emisión que afecta a pobladores del Valle Central, asiento de la Gran Área Metropolina, donde reside el 60 por ciento de los 4,8 millones de costarricenses.

El reporte más reciente del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) precisa que a las 02:00 hora local, el Turrialba ​re​inició un proceso eruptivo,​ el cual se mantiene con pulsos variables de emisión de gases y cenizas hasta el momento.

La columna eruptiva ha alcanzado una altura máxima de aproximadamente 300 metros sobre la cima del volcán, señala el Ovsicori, que en informes previos llegó a estimar esa pluma en más de 500 metros sobre la cima del cerro, pero con mucha nubosidad en la zona.

Tras indicar que persiste la emanación pasiva de ceniza, la entidad refiere que habitantes de las comunidades de Moravia, Coronado, Tibás e Ipís reportaron olor a azufre, así como caída de ceniza en otras localidades cercanas al cerro, uno de los cinco activos de los 112 existentes en esta nación centroamericana.

El Ovsicori apunta que a partir de las ​21:​51 hora local de este lunes ​los sismógrafos del volcán Turrialba empezaron a registrar tremor volcánico, ​es decir una señal sísmica ​continua ​de amplitud ​variable y ​de baja frecuencia con una duración de minutos a días generada por​ ​vibraciones producidas por el paso de fluidos por grietas y conductos en el interior del​ ​volcán.

También, prosigue, varios sismos VT, señal sísmica discreta de corta duración (unos segundos) atribuida a rompimiento de roca por presión ejercida por fluidos (agua, gas, magma) o por colapsos en el interior del volcán.

La nueva exhalación del volcán Turrialba, ubicado en la provincia de Cartago, se produce tras 43 días pasivo, pues la última emanación ocurrió el 1 de agosto pasado.

Este comportamiento se corresponde con los pronósticos de los expertos que destacan el comportamiento cíclico del coloso, caracterizado por períodos cíclicos de relativa calma y etapas eruptivas de variada intensidad.

Arenal, Irazú, Poás, Rincón de la Vieja y Turrialba son los cinco volcanes activos de los 112 existentes en Costa Rica.

Tras más de 130 años pasivo, el Turrialba despertó en 2007 y desde el 5 de enero de 2010 presenta erupciones de consideración, como las de octubre de 2014 y la del 12 de marzo de 2015, que obligaron a suspender el tráfico aéreo en esta capital.