Estudiantes y docentes del Colegio Público Miguel Bonilla de Managua, hace diez años se propusieron plantar un pequeño bosque en el patio de su centro de estudios, pero nunca se imaginaron que este crecería tan rápidamente tal cual las plantas de Jack y las habichuelas mágicas.

El profesor de Matemáticas Omar Lorenzo Castro, quien además de ser amante a los números, le fascinan las plantas; aseguró que en ese momento, los estudiante tan solo seguían al pie de la letra una de las primeras orientaciones que diera el Presidente Daniel Ortega, al asumir el Gobierno en 2007. Es decir, se pusieron las pilas para impulsar una campaña de reforestación desde el interior del colegio.

Una década después, ese plantío se ha convertido en un bosque verde de microclima, y le han llamado ‘Arboretum Cuadrante Verde ‘Comandante Carlos Fonseca Amador’, en tributo al fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

El docente, explica que este pequeño pulmoncito de Managua, contiene alrededor de 250 árboles, entre ellos genízaro blanco, roble, mangos, almendros, acacia, sardinillo y todo tipo de cítricos.

Aseguró que para el mantenimiento de este pequeño bosque, tanto los estudiantes como los docentes, han contado con el asesoramiento de los especialistas de la Organización de las Naciones Unidas (FAO), al punto de participar en el Primer Foro Latinoamericano de Huertos Escolares, obteniendo una gran distinción.

Aunque los niños y niñas de hace diez años ya han crecido, al igual que los árboles, sus hijos, quienes ahora estudian en este colegio, se han encargado de regar y cultivar este hermoso bosque.

El Movimiento Ambientalista Guardabarranco, se encargó este lunes de darle mantenimiento, así como continuar sembrando otras especies de plantas frutales, medicina natural, florales y árboles que dan sombra, explicó el estudiante Hatziell Jiménez.

“En este colegio, se ha acondicionado este arboretum, y ahora le estamos dando mantenimiento. Clasificamos varios tipos de botellas, según su tamaño, para sembrar plantitas, y nuestra meta es aumentar el número de árboles, para que este bosque sea más grande”, aseguró el estudiante.