El pueblo de León de diversos sectores sociales, artísticos, académicos y estudiantiles han brindado sentidos homenajes póstumos al Presidente de la Asamblea Nacional e histórico militante sandinista, René Núñez Téllez, quien pasó a otro plano de vida el pasado 10 de septiembre.

Hasta la casa de doña Matilde Téllez, madre del compañero René, en el barrio Zaragoza, ha llegado el pueblo leonés a expresar sus condolencias y admiración por el legado dejado.

El presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, viajó hasta esta ciudad para participar en las honras fúnebres del compañero René.

Posteriorme en el teatro municipal "José de la Cruz Mena" los artistas, poetas e intelectuales nicaragüenses le rindieron homenaje.

En este lugar los directivos del Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica (INCH) encabezados por su presidente René González y el embajador de España en Nicaragua Rafael Garranzo, le condecoraron póstumamente con la orden "Darío Cervantes", el máximo galardón de esta institución.

El Instituto Rubén Darío de Nicaragua por medio de su presidenta Manuela Sacasa, le brindó un reconocimiento por el apoyo constante a la cultura.

"René fue un hombre luchador infatigable por su patria y por su familia, tuvo una vida entera entregada por el bienestar de su pueblo", dijo Sacasa, recordando su profundo amor por el diálogo y consenso.

En el teatro municipal, la música revolucionaria, el himno de Nicaragua y del FSLN, retumbaron en un digno homenaje del pueblo y de los artistas nicaragüenses, para un hombre que en vida siempre brindó la mano al sector, apoyando leyes para su promoción y dignificación. Igual se inauguró una exposición fotográfica llamada "René Núñez Téllez, el luchador infatigable", que muestra muchos momentos de la vida política, social y literaria del compañero militante sandinista.

González destacó en el compañero René a un hombre apasionado por la vida y poesía de Rubén Darío, un político que amaba al pueblo.

"Fue un hombre infatigable, un luchador que no conoció la sombra del descanso, que siempre estuvo presente en el avance y bienestar del pueblo", señaló.

El féretro de René fue llevado al Paraninfo de la UNAN-León, lugar donde las autoridades académicas leyeron un acuerdo de pésame.
Mientras la Alcaldía de León, por medio del Concejo Municipal, lo declaró Hijo Dilecto.

"El gobierno local de León lamenta profundamente la partida física de su hijo el compañero Santos René Núñez Téllez, ejemplo de lealtad y alto compromiso con los principios revolucionarios y la lucha contra la pobreza", destacó el edil Róger Gurdián.

Los ciudadanos leoneses han abarrotado cada uno de los lugares donde se han realizado estos homenajes, igual las calles de la ciudad.

En todos los actos homenajes han estado presentes la esposa del Compañero René, Leana Vivas, sus hijos María Alejandra, Róger Leonel y Carlos René, todos Núñez Vivas. Igual sus hermanas, sobrinos y nietos.