Sergio Ramírez Mercado-Mercader sale como los topos, cada cinco años durante el proceso electoral presidencial, a mercadear su odio personal con todo lo que signifique progreso y bienestar para el pueblo nicaragüense, gracias a la preocupación de nuestros gobernantes el Presidente Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo.

No es de extrañar, pues, que Don Sergio Ramírez Mercado-Mercader, la haya emprendido nuevamente (porque no es la primera vez), contra la Primera Dama de la República, la poeta e intelectual Rosario Murillo. Como siempre, escogió para sus ataques contra Rosario, el periódico político Diario La Prensa.

En su ahora y permanente delirio anti-sandinista, Ramírez Mercado-Mercader, sin la menor pizca de respeto para una Dama, compara a Rosario con dos damas argentinas que gobernaron ese país, pero que nada de nada tienen en común con la Revolución Sandinista y mucho menos con la poeta y Primera Dama Rosario Murillo.

El objetivo de don Sergio, al comparar a Rosario con esas dos damas argentinas es: ofender y ofender a la Primera Dama de la República, Rosario Murillo, porque fue escogida por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), candidata a la Vicepresidencia de la República para los comicios generales del próximos seis de noviembre, acompañando en la fórmula presidencial al Comandante Daniel Ortega.

Los epítetos empleados en ese artículo por Ramírez Mercado-Mercader contra Rosario son tan deleznables, que no merecen ser reproducidos en esta defensa de la futura Vicepresidenta de la República, Rosario Murillo. Sin embargo, no debemos callar y denunciar las ofensas de ese señor contra una Dama y Rosario Murillo, lo repetiremos siempre: ES UNA VERDADERA DAMA, UNA INTELECTUAL Y UNA POETA DE PRIMER ORDEN.

Dentro de su terrible dicotomía que lo hace desvariar y lo imposibilita de ordenar sus pensamientos, Ramírez Mercado-Mercader esconde sus traiciones miserablemente y aflora su verdadero YO, ese yo de puñaladas traperas y palabras melosas para confundir a los inocentes.

Este señor, el de las puñaladas traperas, se atreve a declarar hoy, que si se encuentra con el Presidente Daniel Ortega, lo saludaría como si nada hubiese ocurrido, olvidándose de la más grande traición que ha realizado: encabezó una “rebelión” dentro del Frente Sandinista contra el Presidente Daniel Ortega, creyendo miserablemente que el pueblo lo seguiría y se fue a fundar su movimiento llamado MRS.

Este traidor es el Sergio Ramírez Mercado-Mercader que fue vicepresidente de Daniel y a quien comparó con el Daniel Bíblico antes de que el Frente Sandinista perdiera las elecciones en 1990. A partir de ese momento Don Sergio se fue apartando del Comandante Ortega y en reuniones secretas de su grupito se fue con su tienda. Pero las masas que él pensaba lo seguirían se quedaron apoyando a Daniel y Rosario, teniendo como base a los militantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Hoy en día, este señor a quien nadie cree, declara alegremente en su entrevista, que si se encuentra con Daniel en algún lugar, le daría un abrazo y lo saludaría efusivamente. Bueno, si eso ocurre, El comandante Daniel debe cuidarse muy bien las espaldas.
Es bueno aquí recordar que mientras Ramírez Mercado-Mercader comparaba al Comandante Ortega con el Daniel Bíblico, al mismo tiempo estaba pensando en la traición: construir tienda a parte con legiones de seguidores que nunca lo siguieron.

Esa es la lección que nos deja esta historia: la historia de traiciones y ofensas de una persona como Sergio Ramírez Mercado-Mercader, quien sin el menor rubor engaña y también es la historia de un político fracasado que ofende a las damas como Rosario Murillo simple y llanamente porque la actual Primera Dama de la Republica, es la candidata a Vicepresidenta de la Republica, acompañando en la fórmula presidencial al Comandante Daniel.

Así es. Así será.