La Onda Tropical número 26 que ingresó al país la tarde-noche de este domingo a territorio nicaragüense, originó nubosidades y precipitaciones, generando lluvias entre ligeras y fuertes, informó Salvadora Martínez, Directora de la Vigilancia Climática del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER).

Explicó que la mayor incidencia de estas lluvias se produjo en la parte occidental del país, en algunos lugares con hasta 60 y hasta más de 100 milímetros.

En las otras regiones del país como es el Norte, el resto del Pacifico y Regiones del Caribe también se registraron lluvias, pero con menor intensidad y menor cantidad de acumulados.

“Esperamos que para este lunes la Onda Tropical se mantendrá esta vez sobre la región del pacifico con perspectivas de salir al Océano del Pacifico a finales de esta tarde y por la noche”, expresó.

Dijo que “la nubosidad se mantendrá sobre territorio nicaragüense con lloviznas aisladas por la mañana, y con mayor incidencia entre la tarde y noche entre débiles y moderadas con tormentas eléctricas. Se espera que la mayor incidencia de precipitaciones se produzca sobre las regiones norte y pacifico entre finales de la tarde y noche con tormentas eléctricas moderadas y algunas rachas de vientos con velocidad de 20 a 30 kilómetros por hora”.

Sobre la actividad sísmica, el Dr. William Martínez, Director de Geología y Geofísica de INETER, comentó que el viernes a las 6: 25 pm se registró un sismo magnitud 5 a de 19.1 kilómetros de profundidad frente a las Costas de Masachapa, seguido de una réplica a las 10:35 pm.

“Lo que sí es notorio que desde viernes, sábado y domingo se han registrado una serie de sismicidad circunscrita al volcán San Cristóbal, por lo que están dando un monitoreo continuo”.

El sábado se registraron 2 sismos de magnitud 2.5 y 2.2 en Puerto Morazán, como parte de réplicas del terremoto ocurrido en Puerto Morazán hace unos meses.