Desde diversos escenarios de la vida el compañero René Núñez mostró su calidad humana y profesional pero sobre todo su amor y dedicación al desarrollo del país, y tras su partida física quienes compartieron y vivieron junto a él momentos históricos de nuestro país lo recordarán como un gran maestro.

"René era un maestro permanente y para todos los sandinistas y nicaragüenses será nuestro maestro eterno porque siempre supo manejar la Asamblea Nacional, tarea que desarrolló con mucha inteligencia pues logró incorporar muchas leyes en beneficio de las familias", refirió Manuel Coronel Kautz.

"El espíritu de René está con nosotros, un sandinista ejemplar con una gran nobleza humana, entendimiento y búsqueda de la eliminación de la pobreza, con un pensamiento que no excluía y que permitía que todos fuésemos parte del desarrollo del país", dijo por su parte el compañero Francisco López.

De igual manera la magistrada Alba Luz Ramos, presidenta de la Corte Suprema de Justica (CSJ) recordó las incontables hazañas que libró Núñez desde la insurrección.

"Fue un hombre con un protagonismo total en la historia del país, siempre lo recuerdo en pie de lucha la cual continuo desde la Asamblea Nacional donde impulso leyes apegadas a derecho en las que la mujer ocupo un lugar importante y modernizo ese poder del estado", destacó.

Por su parte, el Vicepresidente de la República, General Omar Halleslevens Acevedo destacó la calidad del hombre que con firmeza hizo grandes aportes al país.

"Fue una persona que asumió el reto de luchar contra un régimen desde muy joven, enfrentándolo con valentía y luego vivió el triunfo con mucha alegría. Siempre contó con muchas cualidades como amar el trabajo lo que le permitió traer grandes avances al país en materia legislativa y nuestro reto es seguir con esa labor de lucha contra la pobreza", finalizó.