A continuación, presentamos un breve escrito del compañero David McField, nacido del corazón ante la partida del compañero René Núñez:

Hemos pasado
horas y horas
a solas
con su voz,
sus limitados gestos,
su hoja de vida
-que no basta-
que no basta
con una hoja-.
Lo sabemos.

Y hemos pasado
buscando darle salida
al sentimiento tan amargo
y nada; puro aire nos sale,
recuerdos del militante hasta los huesos,
tristezas
ánimo,
fuerza
valor
y por ti y contigo,Compañero René Núñez,
como los santos,
ahora nadie nos para
tú redivivo con nosotros......
Y
Hasta la victoria final.


David McField,
Kingston2016