El huracán Orlene se formó el lunes en una zona remota del Pacífico y se esperaba que siguiera ganando fuerza.

Los vientos sostenidos máximos de la tormenta rondaban las 80 millas por hora el lunes por la mañana, indicó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

El sistema tenía su centro unos 720 millas al oeste-suroeste del extremo sur de la península de Baja California y avanzaba hacia el noroeste a casi 9 mph, en un rumbo que se espera lleve a Orlene más mar adentro en los próximos días.

La tormenta no supone una amenaza para tierra, indicaron los meteorólogos.