El pueblo nicaragüense desde tempranas horas de este domingo, está llegando a la Asamblea Nacional para rendirle honores al compañero René Núñez Téllez, fallecido este sábado en Costa Rica, donde se encontraba internado por una enfermedad.

El féretro con el cuerpo del Presidente de la Asamblea Nacional está en la recepción principal del parlamento, lugar donde los trabajadores de las instituciones del Gobierno, las Alcaldías, los Trabajadores por Cuenta Propia, los de la Salud y muchos otros sectores, le rinden honores con Guardia de Honor.

Este domingo llegaron magistrados del Consejo Supremo Electoral, oficiales del Ejército de Nicaragua y Policía Nacional, la Alcaldesa de Managua, compañera Daysi Torres, el vicealcalde Enrique Armas, la secretaria del concejo municipal Reyna Rueda, la Ministra de Educación Miriam Raudez, el compañero Salvador Vanegas y otros que han subrayado el gran compromiso de René, el hombre revolucionario que supo hacer del consenso, la concertación y el diálogo, una herramienta eficaz para el progreso del país.

Doña Milena Núñez, hermana del ingeniero Núñez, manifestó que lo recordaran como un gran hermano que se entregó a su familia, a su madre a la cual la visitaba semanalmente.

“Fue un esposo ejemplar, un padre y abuelo amoroso con sus nietos, pero también lo recordaremos como un gran revolucionario, un hombre firme, con altos valores morales”, dijo doña Milena.

La alcaldesa Torres manifestó que René a lo largo de su vida demostró que fue un ser humano extraordinario. “René fue un compañero sobre todo muy humilde, un compañero trabajador, entregado a sus principios y valores, pero no solamente por el sandinismo, él trabaja por la patria”.

La presidenta en funciones de la Asamblea Nacional, compañera Iris Montenegro indicó que para Nicaragua y para el FSLN, la muerte física del ingeniero René Núñez, es un golpe al corazón porque fue un luchador de toda la vida.

“El compa René como presidente de la Asamblea Nacional tuvo una actitud de construcción, de firmeza, de lealtad en el desempeño del trabajo, de lealtad a la razones por las que luchó desde muy joven”, declaró.

Reconoció en el dirigente sandinista, un diputado que dirigió la modernización de la Asamblea Nacional, aprobando leyes que beneficiaran a todos y todas.

El presidente ejecutivo de la Empresa Portuaria Nicaragüense, Virgilio Silva, destacó que René, fue un gran revolucionario que tenía mucha autoridad moral y humildad, que siempre demostró.

La magistrada del CSE, Judith Silva manifestó que Nicaragua ha perdido a uno de sus mejores hijos, por eso el pueblo le llora “porque fue un hombre que le dio mucho amor a Nicaragua, le dio todo al Frente Sandinista y contribuyo desde este parlamento a crear leyes que ayudaran a salir adelante a las familias”.

El también magistrado Luis Benavides, calificó a René como un hijo dilecto de León, pues toda su familia son respetados ciudadanos que han dado la vida por la ciudad por Nicaragua.

“Fue una persona de diálogo, fue amante del consenso, una persona de vocación pacífica, fue un gentil hombre, todos debemos emular a René, porque es un hombre especial”, declaró Benavides.

“Aquí está el pueblo presente rindiéndole honor y tributo a este gran compañero que ahora forma parte de nuestros héroes nacionales, formó parte de un papel importante para la construcción de la paz, a la restitución de derechos y a la prosperidad que estamos viviendo y se va con la tranquilidad que vienen tiempos mejores para Nicaragua”, manifestó Elizabeth Agüero, pobladora de Managua.