La militancia sandinista en los diversos campos sociales, culturales y políticos, lamentaron a través de Radio Sandino, el fallecimiento del compañero René Núñez Téllez, indicando que Nicaragua ha perdido a un gran sandinista, un gran dirigente, un consejero y promotor del diálogo y consenso.

“Nuestra Asamblea y todos los nicaragüenses hemos tenido de una u otra manera, hoy sentirnos porque ha partido a otro plano de espiritual, nuestro hermano, nuestro compañero, nuestro amigo, nuestro dirigente, nuestro consejero, René Núñez Téllez”, dijo el secretario general de ANDEN, José Antonio Zepeda, a través de una comunicación con periodista de Radio Sandino.

Añadió que René fue un hombre que logró convocar a todos los nicaragüenses, independientemente de su filiación política, hacia objetivos comunes de progreso para las familias y eso fue promoviendo y aprobando leyes para protagonismo del pueblo.

“René siempre estaba ahí en los momentos más difíciles de la Asamblea Nacional, en los momentos más difíciles del debate, de la discusión siempre encontrando la palabra y el momento adecuado y oportuno para encontrar esa forma de consensuar las cosas, de tratar de que se bajaran a veces los ánimos y eso creo yo es importante decir de René, que la humildad, el coraje y el compromiso como militante del Frente Sandinista estuvo siempre presente no solo en la Asamblea, sino en todas las tareas que nuestro partido le encomendó”, resaltó el profesor Zepeda.

Añadió que hablar de René siempre debe ser en presente, porque su legado y amor por Nicaragua siempre estará en la Asamblea Nacional. “Cada vez que discutamos y aprobemos una ley, el legado del compañero René Núñez estará presente, cada que queramos hacer el consenso sobre cada ley económica, o leyes sociales que nos permitan seguir conduciendo esta Nicaragua por la que él soñaba, vivía, la Nicaragua en consenso, en armonía y en Paz”.

La magistrada del Consejo Supremo Electoral, compañera Judith Silva, envió condolencias a la familia del compañero René, a quien calificó como un hermano que siempre estaba dispuesto a dar un consejo, un saludo.

“Hoy nuestro pueblo ha perdido a un gran hermano, a un gran compañero de lucha del Frente Sandinista, que le ha dado y le dio todo al pueblo de Nicaragua”, dijo Judith.

Agregó que pudo conocer en René al militante sandinista humilde, que siempre ayudaba a otros a ser mejores cada día para ir construyendo los sueños de amor, de esperanza para salir adelante.

“Hoy nos embarga una tristeza, pero qué mejor que rendirle homenaje a René diciéndole que continuaremos trabajando por esos sueños que él quiso para su amada Nicaragua”.

El historiador y ex diplomático Aldo Díaz Lacayo, dijo que René tenía la virtud de una fuerza de gravedad enorme, capaz de lograr el equilibrio, que fue su principal virtud.

“René fue un hombre capaz de ponderar la coyuntura, asumirla, reflejarla en sus actitudes personales, convocar al consenso, siempre en función de la patria, de la nación y siempre en función del pueblo”.

Recordó que la trayectoria política y social del compañero René es muy amplia y en todos esos momentos mantuvo el sentido de equilibrio a las situaciones, por muy coyunturales que parecieran y eso permitía a traer a todas las personas o políticos por muy diferentes en pensamiento fuesen.

“Hizo un papel extraordinario, brillante en la Asamblea Nacional, es un reto que deja marcado al siguiente periodo legislativo, para mi René y estoy casi seguro que para todos los nicaragüenses, incluso mucho más allá del Sandinismo, René deja un vacío que va a ser difícil de llenar”, comentó Díaz.