Diversos sectores sociales del país han expresado sus palabras de pesar por el sensible fallecimiento del Presidente de la Asamblea Nacional, compañero René Núñez Téllez, entre estos Monseñor Eddy Montenegro, que lo calificó como un gran promotor de dialogo y un hombre muy afable.

“Amanecimos esta mañana con la noticia dolorosa y apesadumbrada del fallecimiento del hermano René Núñez, a quien conocemos todos los nicaragüenses y los que tuvimos oportunidad de tratarlo, como un hombre afable, un hombre de diálogo, un hombre que compartía las opiniones y sabia escuchar, esa es una gran riqueza en el ser humano cuando expone sus ideas y luego recibe el torrente de ideas de otros, era un hombre que estaba siempre en disposición de dialogar”, refirió Montenegro, en comunicación con Tu Nueva Radio Ya.

Subrayó que cada vez que a los diputados les tocaba nombrar un presidente de la Asamblea Nacional, todas las bancadas políticas le respaldaban unánimemente “porque sabían y lo declaraban públicamente que era un hombre con un sentido y un criterio muy maduro del asunto político, pero pensando siempre en el bien de la patria”.

Recordó las diversas ocasiones que pudo conversar con el compañero Núñez, pero particularmente el día que la Asamblea Nacional declaró prócer de la Patria a Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando Bravo en el auditorio de la Universidad Católica de Nicaragua.

“Tuvimos tiempo de compartir siempre ideas, de fraternizar, porque además de ser un hombre serio y correcto en el manejo de las situaciones que le tocaba liderar como presidente del Poder Legislativo, también era un hombre de sonrisa, con un buen humor y hoy parte a la casa del Señor, que Dios lo reciba”, declaró.

Pidió al pueblo nicaragüense emular su ejemplo de vida, sobre todo en las leyes que ayudó a construir y aprobar para beneficio y protagonismo de todos.

“Mandamos nuestras condolencias al Frente Sandinista de Liberación Nacional, al pueblo nicaragüense porque fue un hombre que quiso todo lo posible por procurar leyes, aprobar proyectos de ley para bienestar del pueblo y sobre todo a su familia, un abrazo para que el Señor les mitigue el dolor de la partida de un ser querido”, puntualizó Montenegro, Prelado de Honor de Su Santidad.