Los cancilleres de Rusia y de EE.UU. han acordado imponer un alto el fuego a las partes del conflicto sirio, que deberán acatarlo a partir del 12 de septiembre. Asimismo, los dos países se han comprometido a distinguir a la oposición de los yihadistas.

Este viernes Seguéi Lavrov, el ministro de Relaciones Exteriores ruso, y su homólogo estadounidense John Kerry, han elaborado un plan para la paz en Siria durante una reuníon en Ginebra (Suiza), que duraron más de 15 horas.

EE.UU. y Rusia han acordado que si su plan entra en vigor, el Gobierno sirio no debe realizar misiones de combate, mientras que Washington y Moscú se abstendrán de lanzar misiones aéreas donde las fuerzas de la oposición están presentes, según lo anunció el jefe de diplomacia norteamericana.

Asimismo, los cancilleres de ambos países acordaron crear zonas en Siria donde solamente actuarán las Fuerzas Aéreas de Rusia y de EE.UU., según explicó el ministro ruso de Exteriores.

Además, Kerry agregó que ambos países van a trabajar juntos para reducir la violencia en Siria y garantizar el acceso de ayuda humanitaria. "Es necesario lograr un alto el fuego en Siria de al menos 7 días", afirmó Kerry.

Todas las partes estarán obligadas a dejar paso a las remesas de ayuda humanitaria para la ciudad siria de Alepo. Asimismo, resulta imprescindible crear una zona desmilitarizada en torno a dicha ciudad, reclamó el canciller estadounidense.

Moscú y Washington han pedido a las partes del conflicto sirio que se comprometan a acatar el alto el fuego a partir del 12 de septiembre. Asimismo, Kerry pidió a grupos de la oposición siria que se distancien de los terroristas. Para distinguir a la oposición de los yihadistas se creará un centro especial con especialistas tanto rusos como norteamericanos. "El objetivo de diferenciar a la oposición de los terroristas es un punto clave del acuerdo de hoy", señaló el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

"Si el acuerdo sobre sobre el alto el fuego en Siria se acata, Rusia y Estados Unidos continuarán trabajando para efectuar ataques contra los terroristas", indicó Kerry.

"Rusia da la bienvenida a la disposición de EE.UU. de luchar contra Al Nusra, lo que sugiere que Washington no tiene intención de utilizarlo para luchar contra Damasco", subrayó Lavrov.

El enviado especial de las Naciones Unidas por el conflicto sirio, Staffan de Mistura, irá a Nueva York para mantener consultas con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y poner en marcha una nueva ronda de negociaciones sobre Siria.