Iglesias evangélicas de Nicaragua, han ratificado su total agradecimiento al Gobierno que conduce el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, por haber ampliado este modelo de diálogo y consenso, al aprobar una normativa administrativa para la entrada de misioneros, organismos y asociaciones humanitarias al país.

El Reverendo Augusto César Marenco, representante del Ministerio Apostolar Centro Cristiano, expresó este jueves, en nombre de la comunidad evangélica nicaragüense, el agradecimiento al Gobierno, por “esta amplitud, y especialmente por ese importante mensaje que se da en cuanto al diálogo, y la conversación”.

El líder evangélico, explicó que con este acuerdo, se abrió un espacio para que se analizara la normativa administrativa, y se buscara una salida que fuera más fácil, siempre manteniendo la seguridad del país.

“Los primeros que estamos interesados en resguardar la seguridad de este país, somos los cristianos-evangélicos”, expresó.

Reverendo Augusto Marenco

El reverendo, explicó que esta normativa es importante, por cuanto el mundo atraviesa por una crisis de narcoactividad, “y hay mucha gente que podría disfrazarse en las cuestiones religiosas y cometer delitos”.

Valoró este acuerdo, como una bendición, y aseguró que los cristianos se sienten satisfechos porque ahora existirá esta hoja de solicitud para el ingreso y egreso ordenado al país se realizará con siete días de anticipación a la llegada de la persona, la cual será enviada al Ministerio de Gobernación vía electrónica a los correos que se asignen a este fin.

La hoja de solicitud, será aplicable para todas las personas de otras nacionalidades que ingresen a Nicaragua con el fin de trabajar y/o desarrollar acciones humanitarias, entre ellas ONG, organizaciones religiosas, culturales, académicas, federaciones deportivas entre otras.

Reverendo Augusto Marenco

“Gracias a Dios, la amplitud del Gobierno, de poder dialogar con nosotros, para llegar a un acuerdo que no afectara mantener la seguridad del país, y de nuestros predicadores, misioneros, pastores, maestros, de las diferentes expresiones religiosas”, manifestó Marenco.

El líder religioso, aseguró que Nicaragua es uno de los países que ha albergado misioneros desde hace más de 100 años; y que siempre los misioneros que andan por el buen camino, han traído un mensaje de esperanza, vida y valores y de bendición para esta rica y bendita nación.

“Hay una gran cantidad de misioneros que vienen al país, a construir templos, consultas médicas gratis, medicinas, a ayudar en muchas necesidades a muchas familias en este país”, refirió.

El reverendo Marenco, tras concluir esta conferencia de prensa, reiteró la invitación a todo el pueblo nicaragüense, a participar el próximo 24 de septiembre, en la celebración del 447 Aniversario de la Traducción de la Biblia al Castellano; evento que congregará a unas 30 mil personas en Plaza La Biblia.