Este sábado 10 de Septiembre, puede convertirse en el Día Más Grande del Deporte Nicaragüense. Este Sábado, otro esforzado y humilde deportista nicaragüense paralizara el país. Este sábado, el aventajado alumno de Alexis, el “Chocolatito” Román González, tratará de convertirse en el primer boxeador nicaragüense en ganar 4 coronas mundiales de boxeo.

Sería la hazaña mas grande de un deportista nicaragüense y centroamericano en la historia del deporte. Una hazaña inolvidable, como el récord de 245 victorias de Denis Martinez en Grandes Ligas, como las tres coronas de Alexis en los años 70, como las victorias de Porfirio Altamirano y Julio Juarez en los Mundiales de Colombia, como la Medalla de Plata en el Beisbol de los Panamericanos de Venezuela en 1983, como las hazañas de Evert Cabrera en Ligas Mayores, como los Mundiales de Billar ganados por Arturo Bone, las Medallas de Orlando Vasquez en Levantamiento de pesas o las espectaculares victorias de los Chavalitos de Nicaragua en los Torneos de Beisbol de Taiwan, Mexico y Managua.

Mas de seis millones de nicaragüenses estaremos esperando la señal de la pelea este Sábado a las 8 de la noche, tan nerviosos como la tarde que nos alistábamos para ver a Alexis frente a Olivares en 1974, o como cuando entramos al noveno episodio del juego perfecto de Denis ante los Dodgers, o como cuando Cuba puso dos corredores en circulación en el final del juego en el Mundial del 72 en Nicaragua.

Estaremos, todos, toditos, gritando, izquierda, derecha, arriba, abajo, adentro, presione… como cuando Rosendo mandó a la lona al Finito, como cuando Forrest cayo ante Mayorga.

Todas y todos, nos prepararemos desde temprano, como cuando Alexis iba a pelear con Olivares, como cuando Denis iba a tirar en la Serie Mundial contra los Piratas, como cuando Rosendo iba a rifarse contra el Finito.

Enrique Armas y Román González

Ya sabemos el estilo nicaraguense de ver a nuestros héroes deportivos en acción. Muchos , reservando mesa en su centro recreativo favorito para ver la pelea en pantalla gigante. Otros , encaminándose desde temprano al parque mas cercano para disfrutar masivamente de la gran pelea en pantalla gigante, como la han dispuesto las Alcaldías por instrucciones del Presidente Daniel y la Compañera Rosario. Otra gran cantidad, en familia, con los hijos, los nietos, los yernos y nueras, todos alrededor del televisor en casa, disfrutando de la exquisita gastronomía nacional previamente sazonada, desde tempranas horas por las expertas en la materia y uno que otro catador dándole el visto bueno a los sabores y aromas de cada perol y cazuela.

Los dueños de bares, restaurantes, karaokes, centros recreativos y discotecas quisieran que Chocolatito peleara diario.

Cada vez que el Campeón sube al ring, las ventas suman cifras récords en el sector turístico del país. Estamos bien, la gente sale, disfruta, ríe, baila, goza, aplaude a nuestras estrellas, se divierte, celebra, se alegra. No todos los fanáticos del mundo pueden darse el lujo de decir “El Mejor boxeador del mundo es de mi país”.

Y lo gozan orgullosos los Nicaragüenses en todas partes del mundo, en Miami, en Los Angeles, en Mexico, en Panama, en Costa Rica, en Guatemala, no hay nica que no ande buscando ya donde ver la pelea con sus paisanos este Sábado.

En Nicaragua, el país donde se transmiten más peleas de campeonato por televisión en el mundo, sin pagar un solo centavo los fanáticos, todos están deseosos de que la hora del combate llegue. Ya nadie se aguanta las ganas de ver al nuestro pelear por su cuarta corona.

Este Sábado, seremos el Nicaragüense en todo su esplendor, el nicaragüense orgulloso, el nicaragüense feliz, el nicaragüense que va a querer estar arriba del ring, a orillas de Chocolate, dirigiéndolo, apoyándolo, asesorándolo, indicándole dónde darle al mexicano.

Este Sábado, el Gran Sábado, esta por llegar. La cuarta corona, con el favor de Dios, está camino a Nicaragua.