Al menos cinco mil hectáreas de superficie arrasadas es el saldo preliminar de varios incendios forestales que azotan desde el martes a Galicia, indicaron hoy las autoridades de esa región del noroeste de España.

El fuego reportado en el municipio de Entrimo (Orense), cerca de la frontera con Portugal, es en este momento el de mayor envergadura con dos mil 800 hectáreas quemadas, de las cuales 500 son arboladas, precisó el gobierno gallego en un comunicado.

En la propia provincia de Orense también permanece activo un incendio en la localidad de Oímbra, también iniciado hace tres días y que, en base a los cálculos estimativos, afecta a una superficie de dos mil hectáreas.

Ante el avance de las llamas, varias viviendas de diferentes pueblos de la zona fueron evacuadas por precaución.

El ministerio español de Agricultura informó, además, de cuatro incendios forestales importantes en las regiones de Asturias (norte), Castilla y León (norte) y Extremadura (oeste).

Cientos de bomberos, apoyados por aviones y helicópteros, participan este jueves en las labores de extinción en plena ola de calor en todo el país, una situación insólita para esta época del año.

Según el departamento de Agricultura, pese a diversos incendios forestales violentos registrados desde principios de agosto, sobre todo en la norteña región de Galicia y en las Islas Canarias, 2016 fue relativamente tranquilo en ese sentido.

Casi 40 mil hectáreas ardieron entre enero y agosto de este año, cuando la media desde 2006 en ese período es de 78 mil 743 hectáreas, de acuerdo con datos provisionales del citado departamento publicados en su página en Internet.