Yo me encuentro en medio de este maremágnum, rodeado de personas que se autodenominan “demócratas”. La realidad es que de demócratas no tienen nada, pues son los mismos que explotaron a sus respectivos pueblos durante mucho tiempo y que, al llegar al poder presidentes progresistas, decidieron radicarse en Miami con sus maletas llenas de dólares.

En esta ciudad abundan cafeterías y restaurantes, desde locales modestos a los más lujosos que uno se pueda imaginar.

Si. Ya adivinaron. Estos seudodemócratas se reúnen en los restaurantes de lujo tomando vinos finos y analizando las variantes para, por ejemplo, derrocar por las buenas o por las malas, al Presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

ENCUESTAS DAN VICTORIA A HUGO CHAVEZ

Claro, es fácil conspirar desde una poltrona en un restaurante de lujo, sin poner en peligro sus vidas. Los tontos son los que se arriesgan. Esa es su mentalidad.

El caso de Venezuela es muy singular, pues estos venezolanos, de la más rancia derecha, están preocupadísimos, porque casi todas las encuestas dan como seguro ganador al Presidente Chávez en las elecciones que se verificarán el próximo siete de octubre.

Con los millones de dólares que trajeron en sus maletas, se dan el lujo de tener su propio periódico, sus propias estaciones de radio y programas de opinión en las televisoras locales.

Desde esos medios, la emprenden contra el Presidente Chávez con epítetos impublicables y frases desesperadas que demuestran su derrotismo, pues sienten y saben que el mandatario venezolano será reelecto por una gran mayoría del electorado.

Cubanos, nicaragüenses, colombianos, mexicanos, peruanos y centroamericanos que se califican independientes, aseguran que los inmigrantes de la derecha venezolana andan perdidos en sus apreciaciones.

“Realmente esta gente (venezolanos de Miami) sabe que (el Presidente) Chávez ganará las elecciones el próximo domingo, pero no quieren aceptarlo”, dijo Humberto José Valderrama, un colombiano que vive en esta ciudad desde hace 25 anos.

AL PRESIDENTE DE COLOMBIA ANTES LO ELOGIABAN, HOY LO ODIAN

Si la derecha venezolana de Miami está desesperada por el seguro triunfo del Presidente Hugo Chávez, la comunidad de Colombia, en su mayoría

perteneciente a la derecha colombiana, está ardida, porque el presidente Juam Manuel Santos busca una paz negociada con las FARC.

Durante el gobierno de Alvaro Uribe, Santos fue su Ministro de Defensa, encargado de combatir a las FARC.

Hoy, que busca la paz para el pueblo de su país, la derecha colombiana de Miami lo califica de “traidor” por buscar el bienestar de Colombia. Antes elogiaban al Presidente Santos con grandes panegíricos… hoy hablan “pestes” en su contra con palabras no publicables.

EL CASO DE NICARAGUA

La comunidad de nicaragüenses en Miami es de las más grandes y variadas en su pensamiento político y en su mayoría piensa que Nicaragua va por un excelente camino. Pero hay un sector de la derecha, la más recalcitrante que se puede encontrar en esta ciudad, que todo lo ve mal.

Esta derecha recalcitrante, por supuesto, es la misma que bombardeaba poblaciones enteras matando a mujeres, ancianos, niños y jóvenes indiscriminadamente en apoyo al dictador Anastasio Somoza.

Este grupo, que se hace llamar “democrático” despotrica en sus medios radiales en contra del Gobierno Sandinista y de todos aquellos, que por cierto son muchos, que se arriesgan a defender al gobierno del Presidente CONSTITUCIONAL Daniel Ortega y la Primera Dama, Rosario Murillo.

Para este grupo recalcitrante, todo aquel que trabaje con el Gobierno Sandinista es su enemigo y lo atacan despiadadamente con mentiras y falsos testimonios.

Pero como asevera el nicaragüense Mario Enrique Morales, “a esta gente no hay que hacerle caso y dejarlos que se mueran en su propio veneno”.

BRASIL, PERU, ECUADOR Y BOLIVIA


En lo que respeta a gobiernos progresistas como Brasil, Perú, Ecuador y Bolivia, los ataques no son muy fuertes, debido a que esas comunidades no son grandes.

Explicado lo anterior, y a pesar de todo el veneno que vierten todos los días, Hugo Chávez será reelecto Presidente de Venezuela el próximo siete de octubre.