Los productores de plátanos y guineos de la región tres de Managua, desarrollaron un conversatorio con autoridades del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) para intercambiar conocimientos sobre las prácticas agrícolas que realizan para erradicar y controlar las plagas y enfermedades.

En el conversatorio unos 200 productores de Ticuantepe, El Crucero, distrito tres de Managua y San Francisco Libre, afianzaron la capacidad de producción técnica.

Pedro Pablo Benavidez Torres, delegado del INTA, región tres, manifestó que el objetivo es producir alimentos sanos libres de plagas.

"Nosotros deseamos que podamos intercambiar conocimientos sobre las prácticas amigables que se han desarrollado. Acá tenemos plagas como el hongo y el picudo negro que daña los frutos y el tallo, además estamos viendo el tema de la producción integral en la finca, es decir combinar el tema del plátano con café o frutales por ejemplo".

"Hay productores que han desarrollado experiencias propias en sus fincas y esperamos que al intercambiarse se identifiquen de manera puntual en fincas el tipo de manejo para tener una mejor producción que llegue a bajo costo al mercado", culminó Benavidez.

Los productores en la actualidad han adquirido conocimientos que les permiten tener alternativas biológicas para erradicar y controlar las plagas.

Uno de estos productores es Paola Alejandra Salazar Valdés, una mujer emprendedora de Ticuantepe que nos contó su experiencia.

"Yo he estado en muchos conversatorios y logré ver a través del INTA cómo poder combatir las enfermedades, cómo erradicar la pobreza y gracias a nuestro gobierno que se ha preocupado para que salgamos adelante".

El plátano y el guineo son un alimento muy nutritivo que está en la mesa de los nicaragüenses todos los días, de ahí radica la importancia de cosecharlos sanos y a buen precio.

"Yo he puesto en práctica técnicas tanto en el chagüite como la piña, aprendí a preparar los abonos orgánicos y a quitar la maleza".

Sanear las plantas y la selección de los hijos, son técnicas fáciles que garantizan la producción.

Marvin Dávila Sotelo, sobre esto comentó "Nosotros la hoja de madero la machacamos, ponemos a hervir dos galones de agua, se agarra la mitad del un jabón se hace cuecho y después se echa el jabón y la hoja en el agua, lo dejamos conservar por 15 días para combatir el hongo, la mosca negra y el gusano".

""Hemos aprendido mucho de ellos como hacer fertilizantes, cómo combatir todas las enfermedades”.

“Gracias a Dios ha habido cambio, se ha levantado la cosecha y la vendemos al mercado a precio solidario de 5 córdobas, un plátano grande ya para comer", expresó don Marvin quien agregó que llegan a comprarle el plátano hasta su finca que tiene siete manzanas y medias.