Cada vez la lucha contra el dengue, el zika y el chikungunya se ve fortalecida gracias a acciones como la abatización y fumigación que realiza el Ministerio de Salud (MINSA) en los distintos barrios y comunidades de la ciudad de Managua.

Por ejemplo, este lunes las brigadas de fumigación se desplazaron por todos los distritos. En el caso del distrito 4 se intervinieron un total de 3 mil 500 viviendas en los barrios Costa Rica, Parrales Vallejos, barrio Venezuela y Ducualí.

Ángel Alvarado, jefe de brigada de Enfermedades de Transmisión Vectorial, insistió en que la mejor ayuda que puede darles la población a ellos es abrir las puertas de sus viviendas, para que así la fumigación se realice de manera más efectiva.

La fumigación tiene como fin matar al mosquito adulto, mientras que la abatización se centra en evitar la proliferación de las larvas en el agua limpia. El abate tiene una duración de dos meses, por lo que se recomienda a las familias no botarlo cuando limpien sus piletas o barriles.

No obstante, hay que recordar que las acciones del Minsa de nada sirven si la ciudadanía no pone de su parte para mantener las medidas de higiene y libere sus hogares de potenciales criaderos de zancudos.