La tormenta tropical Hermine dejó dos muertos y recuperaba fuerza hoy frente a la costa este de Estados Unidos, donde podría volver a convertirse en huracán.

El fenómeno atmosférico dañó propiedades y dejó a cientos de miles de personas sin electricidad desde Florida a Virginia.

Aunque se retiró la amenaza de lluvias fuertes, la tormenta mantenía energía suficiente para que las autoridades alertaran a la gente se aleje de las playas por el riesgo de olas y corrientes peligrosas.

Los nadadores y surfistas vieron frustrados sus intentos de aprovechar el fin de semana largo por el festivo del lunes, del Día del Trabajo.

El Servicio Meteorológico Nacional dijo que un aviso de tormenta tropical permanece en efecto para Rehoboth Beach, en Delaware, que podría experimentar ráfagas de viento de hasta 50 millas por hora (mph) y marejadas peligrosas durante la noche de hoy y mañana.

"La combinación de marejadas y mareas hará que las zonas normalmente secas cerca de la costa se inunden por la subida de las aguas hacia el interior desde la costa", dijo el Servicio Meteorológico en un aviso matutino.

Hermine ya causó dos muertes, dañó inmuebles y dejó a cientos de miles de personas sin electricidad desde Florida a Virginia. También generó un tornado en Carolina del Norte y cerró playas al norte, como Nueva York.

"Este no es un fin de semana de playa para nadie desde la zona intermedia de la costa del Atlántico hasta el noreste", dijo Eric Blake, especialista en huracanes en el Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami.

Hermine se formó en el Golfo de México y el viernes azotó Florida como huracán categoría 1 antes de debilitarse frente a Georgia.

A las 11:00 a.m. de hoy, sus vientos sostenidos máximos alcanzaban las 70 mph y se movía al este-noreste a 10 mph. Se esperaba que en la tarde de hoy girara al norte y por el momento su vórtice estaba a unas 300 millas al este sureste de Ocean City, Maryland.

Los meteorólogos esperaban que Hermine volviera hoy a convertirse en huracán en su recorrido por la costa, antes de debilitarse de nuevo a tormenta tropical para el martes.

Los gobernadores de la zona anunciaron preparativos de emergencia. Las alertas por tormenta tropical llegaban Connecticut.

Dado que el nivel del mar ha subido hasta un pie debido al calentamiento global, el oleaje provocado por la tormenta podría ser aún más dañino, afirmaron expertos en clima.

Michael Mann, de la Universidad del Estado de Pennsylvania, informó que el aumento de un pie en el nivel del mar registrado este siglo en la ciudad de Nueva York supuso que 25 millas cuadradas se vieran inundados durante la súper tormenta Sandy, provocando miles de millones de dólares adicionales en daño.

"Ya experimentamos más y más inundaciones debido al cambio climático en cada tormenta", explicó Michael Oppenheimer, profesor de Ciencias de la Tierra en la Universidad de Princeton. "Y es sólo el principio".

Los vientos y la lluvia eran tan fuertes en Carolina del Norte que todos los puentes a las islas Outer Banks se cerraron durante varias horas tras un accidente mortal en el Canal intracostero del Atlántico.

Los ventarrones voltearon un camión de carga con remolque, provocando la muerte del conductor y el cierre del puente 64, afirmó el jefe de la policía del condado Tyrrell, Darryl Liverman, al periódico Virginian-Pilot.

Antes en Florida murió un indigente debido a la caída de un árbol.

El temporal no podría haber llegado en peor momento para las poblaciones costeras que esperaban ingresos en el fin de semana feriado del Día del Trabajo.