El compañero Mejía advirtió que pese a las bajas temperaturas y a los vientos que están azotando el país, desde el siete de diciembre el personal hospitalario comenzó a notar una reducción en la recepción de pacientes con casos de problemas respiratorios agudos.

El galeno señaló que en el hospital infantil estaban 162 pacientes internados, de los cuales 49 están por problemas respiratorios, lo que representa más o menso un 30 por ciento de total de niños ingresados a ese centro.

De acuerdo con el director de La Mascota, esas cifras porcentuales son las que normalmente se manejan en el hospital, por lo tanto no hay una alta incidencia y en ese sentido las salas del centro estaban con pocos pacientes.

Señaló Mejía a una de las salas, donde los había 17 pacientitos hospitalizados, en tanto que en otra recinto de neumología, en medicina uno, solo había 14 niños internados, lo que aseguró es más bajo de lo normal, pero señaló que tras terminar las vacaciones, en la emergencia del hospital normalmente comienza a crecer la cantidad de atenciones por enfermedades respiratorias.

Esperan incremento de pacientes

El doctor Mejía sostuvo que para temporada de vacaciones la gente se cuida tratando de evitar enfermarse, por lo tanto poco llegan al hospital, pero añadió que ahora que comienza a llegar la actividad normal de trabajo en el país, considera que se verán incrementos de pacientes atendidos, tanto en emergencia como en hospitalización.

Destacó que en los exámenes que en los laboratorios del hospital, como parte de la vigilancia epidemiológica, se les toma a los niños muestras de secreción nasal y faríngea, pero no han detectados casos de influenza, ni de sincitial respiratoria, por lo cual concluyen de que no hay mucha circulación de estos virus y por lo tanto el peligro se bajo de contagio.

Los niños, en todo caso, se están enfermando más bien por condiciones climáticas, no por afectación viral, por lo cual no hay una gran cantidad de pacientes hospitalizados.

Dijo que las mismas recomendaciones para reducir los casos de contagio son  siempre las mismas, como la lactancia materna, las vacunaciones, el no auto medicarse, el consultar a los médicos en los centros de salud, no fumar en ambientes cerrados y que las personas que andan estornudando se protejan para no diseminar los virus entre las demás personas.