Con el objetivo de seguir promoviendo el potencial del agroturismo y del turismo rural comunitario, el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) se reunió este miércoles con protagonistas de estos sectores para evaluar los avances y diseñar estrategias que fortalezcan las diferentes iniciativas.

De acuerdo a Mara Stotti, Directora de Desarrollo Turístico del Intur, una de las prioridades del Gobierno es impulsar las actividades productivas del campo, pero a su vez desarrollar las posibilidades que se presten al turismo.

En el encuentro de este miércoles participaron fincas de Río San Juan, Granada, Chinandega y otros departamentos de Nicaragua.

Stotti aseguró que uno de los grandes retos a enfrentar es el mejoramiento de los servicios. “Lo que está haciendo el Intur como facilitador es la parte de la formación de los talentos humanos en cada una de las fincas, buscando cómo capacitarlos en el tema de manipulación higiénica de los alimentos, en la parte de la atención al cliente, también fomentando la asociatividad y el enlazamiento para completar la oferta”, explicó.

De acuerdo a los registros del Intur en el país hay poco más de 800 fincas agroturísticas.

Luis Espinoza, representante de Renitural, una asociación dedicada al turismo rural comunitario, manifestó que el sector está avanzando gracias a que el Gobierno Sandinista ha venido impulsando este tipo de turismo.

“Nosotros sabemos que es el futuro de este país por las bellezas que tenemos”, indicó.

Tanto potencial representa esto que la Universidad Nacional Agraria (UNA), abrió este 2016 la carretera de Turismo Rural Comunitario.

“Lo que pretendemos es formar a profesionales que vayan a trabajar a las comunidades, que desarrollen proyectos turísticos y que logren (...) hacer un desarrollo rural sostenible”, explicó Osvaldo Pineda, representante de la UNA.