Teniendo como precedente el 2015, como un año récord en su crecimiento (25%), el sector construcción de Nicaragua se perfila este 2016, como uno de los líderes en crecimiento a nivel de la región centroamericana, teniendo como expectativa cerrar este año con un 12% de crecimiento, cuando los demás países de la región apenas llegarán a marcar entre un 4% y 5%.

Pero, ¿a qué se debe este liderazgo regional? El presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción (CNC), Rodrigo Pereira, nos explica que, efectivamente, el sector construcción, está siendo en Nicaragua fuertemente dinamizado por la inversión privada y la inversión pública.

Pereira explica que hasta junio de 2016, se puede ver qué tanto la inversión pública, como privada, siguen caminando de la mejor manera; por tanto, “el sector construcción es uno de los principales sectores que está ayudando al crecimiento de la economía nicaragüense”.

El Presidente de CNC, detalló que en la cartera de la Inversión Pública, el sector construcción, avanza de manera satisfactoria y positiva, en varios proyectos, tanto con el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI); así como importantes firmas de contrato para la construcción de nuevos hospitales y centros de salud con el MINSA.

También, aseguró, que el Ministerio de Educación, a través del financiamiento del Banco Mundial, tiene en ejecución la remodelación de más de 1 mil 200 aulas, cuyo programa ya se inició.

“Nuestras empresas, socias de nuestra cámara, todavía tienen mucho trabajo, y eso es lo importante”, dijo convencido Pereira, quien además destacó que el crecimiento del empleo que recientemente reportó en su informe el Banco Central de Nicaragua (BCN), también impacto de manera positiva en este sector.

En este sentido, el sector construcción, comparado al año pasado, a la fecha de junio 2016, ha experimentado casi el 29% de crecimiento en materia de generación de empleos; es decir, se calcula un crecimiento de los afiliados al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), en el sector construcción, de unos 33 mil trabajadores.