Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes, ofició una Misa en la Parroquia Santa Rosa, en Managua, para conmemorar el 399 aniversario de Santa Rosa de Lima, primera Santa del continente americano.

En esta ocasión el Arzobispo de Managua también administró el sacramento de la Confirmación a 20 jóvenes y niños que reafirmaron su compromiso con la Iglesia y con Cristo nuestro Señor.

En su mensaje a los fieles, Su Eminencia dijo que la fe y la humildad son indispensables para una vida cuyo camino se acerque a Jesucristo, como lo hizo Santa Rosa de Lima.

Además, aseguró que Santa Rosa fue capaz de ofrecer todo su ser y su contemplación a Dios, es decir mirar a Dios sin temor y llenarse de su mirada de amor y de misericordia.

Informó que para la celebración de los 400 años de la muerte de Santa Rosa de Lima, se tiene previsto realizar un Año Santo en el que la imagen de la Santa podrá recorrer las viviendas de sus devotos en el barrio Santa Rosa de Managua.

En el servicio religioso participó el Embajador del Perú Alfredo Castro Pérez-Canetto junto a sus familiares. Castro agradeció a Su Eminencia, a los párrocos y a los habitantes del barrio Santa Rosa por su devoción a Santa Rosa de Lima.

Además invitó al Cardenal Brenes a asistir como miembro de la delegación de Nicaragua a las celebraciones de los 400 años de Santa Rosa de Lima que se realizarán con gran solemnidad el próximo año en el Perú.