Presidente-Comandante Daniel preside Acto de Conmemoración del 37 Aniversario del Cuerpo Médico del Ejército de Nicaragua. 26 de Agosto del 2016:

Palabras del General de Brigada
Hugo José Argüello Martínez
Jefe del Cuerpo Médico Militar
del Ejército de Nicaragua

Presidente de la República y Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra; Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo Zambrana; Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, General de Ejército Julio César Avilés Castillo; Jefe del Estado Mayor General del Ejército de Nicaragua, Mayor General Oscar Mojica Obregón; Inspector General del Ejército de Nicaragua, Mayor General Adolfo José Zepeda Martínez; Ministra de Defensa de la República de Nicaragua, Doctora Martha Elena Ruiz Sevilla; Directora General de la Policía Nacional, Primera Comisionada Aminta Elena Granera Sacasa.

Prelado de Honor de Su Santidad, Monseñor Eddy Montenegro Avendaño; Vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia y Fiscal General de la República, Ministra de Salud, Presidente Ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, Excelentísimos Señores Embajadores de la Federación de Rusia y de los Estados Unidos Mexicanos.

Coronel de Infantería DEM, Samuel Portillo Portillo, Jefe de Sanidad Militar del Ejército de la República de Guatemala; Coronel de Infantería DEM, Nelson Abelardo Barrientos, Comandante del Comando de Sanidad Militar de la Fuerza Armada de la República de El Salvador; Coronel Francisco Samayoa Guerrero, Director Hospital Militar Central de El Salvador; Miembros del Cuerpo de Generales y Oficiales Superiores del Consejo Militar del Ejército de Nicaragua; Agregados de Defensa Militares, Navales, Aéreos y Jefes de Misiones Militares acreditados en la República de Nicaragua.

Representantes de Instituciones Civiles Privadas y Gerentes de Empresas; Jefes, Oficiales, Sub-Oficiales, Clases, Alumnos de la Facultad de Medicina y Personal Auxiliar del Cuerpo Médico Militar; Oficiales del Cuerpo Médico Militar en la Honrosa Condición de Retiro; apreciados Familiares de Miembros del Cuerpo Médico Militar Caídos en el Cumplimiento del Deber; Bloques de Tropas Representativos del Cuerpo Médico Militar y de Unidades Militares; Hombres y Mujeres de Prensa; [email protected] Especiales.

En nombre de todos los Miembros del Cuerpo Médico Militar queremos expresarles nuestro sincero agradecimiento por su asistencia a este Acto Conmemorativo del 37 Aniversario de Constitución de nuestra Unidad Médica Militar.

Simultáneamente al Proceso de Creación y Organización del Ejército Popular Sandinista, iniciado el 19 de Julio de 1979, se establecieron las bases para la estructuración de las Unidades Sanitarias que garantizaran, de manera permanente y oportuna, la atención médica de nuestros Combatientes en el cumplimiento de sus Misiones.

De tal forma, que a esta fecha, hemos logrado un Cuerpo Médico sólido que ha sabido responder a la Sociedad Civil ante los Desastres Naturales y ante brotes epidémicos, en conjunto con el MINSA, a como lo hemos hecho también con nuestras mismas Tropas con sus Puestos Médicos, Puestos de Salud, los 6 Hospitales Militares de Campaña, y con nuestra Unidad Insignia, el Nuevo Hospital Militar “Doctor Alejandro Dávila Bolaños”.

Precisamente, en este mes de Agosto estamos cumpliendo también el Primer Aniversario de su Inauguración y puesto en funcionamiento del mismo. Este Hospital, que es del Ejército de Nicaragua al Servicio de su Pueblo, el que vemos y sentimos como un Proyecto de Nación, y cuyos logros apreciamos fácilmente en sus resultados obtenidos desde Agosto del 2015 a Agosto del 2016.

Entre otros, hemos brindado 623,094 Consultas que representan un incremento del 51% con respecto al año anterior; 14,537 Egresos Hospitalarios, un 28% superior al año pasado; 11,269 Cirugías para un 61% de incremento; un millón 592,928 Exámenes de Laboratorio realizados, un 24% superior; 2,606 Resonancias Magnéticas, un 151% mayor al año pasado; 4,037 Tomografías Axiales que representan un 47% de incremento; 37,920 Ultrasonidos, un 20% superior; 65,824 Exámenes de Rayos X, para un 21% de incremento; 34,330 Estudios de Patología, para un 145% de incremento. Además, 3,196 Endoscopías, 581 Servicios de Logopedia, y con el Programa de Tamizaje Universal Auditivo Neonatal se han brindado 1,606 atenciones a recién nacidos, aplicando 21 prótesis auditivas.

Estos números se logran con la realización de Técnicas altamente avanzadas, algunas únicas en el País. Esto gracias a la Tecnología de Punta con la que contamos, y a la muy alta preparación de nuestros Recursos Humanos, lo que los hace ser un Personal altamente calificado y de gran experiencia.

Somos más de 1,800 Oficiales, Sub-Oficiales, Clases, Soldados y Personal Auxiliar que laboramos en nuestras Unidades, lo que nos da una idea de la excelente dotación con que contamos, y quienes, apropiados del Lema del 37 Aniversario del Ejército de Nicaragua, expresamos con orgullo: Trabajando con Firmeza por la Defensa, Seguridad y la Paz, aportamos al Desarrollo Nacional.

Es por ello que el Hospital Militar ha logrado constituirse en el Centro Asistencial de mayor nivel de resolución del País, brindando atención en 74 distintas Especialidades o Subespecialidades con procedimientos del tercer y cuarto nivel.

El Bloque Quirúrgico de nuestro Hospital tiene capacidad de realizar cirugías de mínimo acceso con Técnicas modernas: Trasplantes de Órganos, Cirugías Cardiotorácica, Tele-Cirugías, Microcirugías, y Cirugías con Láser en diferentes Especialidades, y Procedimientos Terapéuticos con Argón y Láser Femtosegundo, para tratamiento quirúrgico de patologías corneales, único en el País.

Contamos, entre otros medios de diagnósticos, con Ultrasonido Endoscópico, Resonancia Magnética de 3 Teslas; Tomografía Axial Computarizada de 640 imágenes; un Laboratorio Clínico y de Patología totalmente automatizados, con citometría de flujo, citología líquida, y detección de todos los 36 serotipos del Virus del Papiloma Humano, responsables algunos de ellos del Cáncer Cérvico-Uterino.

Contamos con nuevas y modernas formas de atención a Pacientes como el Hospital de Día Polivalente, y la Cirugía Mayor Ambulatoria que constituye el 35% de todas las cirugías que realizamos, permitiendo así el regreso de los Pacientes a sus casas antes de las 12 horas de permanencia hospitalaria. Y recientemente hemos iniciado con los Programas de Aféresis y Ozonoterapia.

El Sistema de Calidad que estamos implementando tiene como objetivo evitar, prevenir o resolver oportunamente situaciones que puedan afectar de manera negativa la atención en Salud, y el logro de los mayores beneficios posibles para los Pacientes, con eficiencia, con calidez, con los menores riesgos y al menor costo posible, pero con una Cultura de Servicio dedicada a la Defensa de la Calidad de la Vida y la Promoción de Salud de los Usuarios.

En el Primer Nivel se siguen desarrollando los Programas de Atención Médica, Higiene y Epidemiología, Nutrición, Salud Mental, Salud Sexual y Reproductiva, y otros Programas de Medicina Preventiva, que han determinado que nuestras Tropas conserven adecuados parámetros de Salud, y por ende, altos niveles de disposición combativa.

Hemos trabajado en apoyo a las Actividades del Ministerio de Salud a Nivel Central y Territorial, apoyando las Acciones dirigidas a atender a la Población, especialmente de los lugares lejanos y de difícil acceso. Igualmente, hemos participado en la atención a la Población afectada por Desastres Naturales y Antropogénicos, así como en la preparación y capacitación durante los Simulacros Nacionales.

La Facultad de Medicina “Coronel Juan Ignacio Gutiérrez Sacasa” nos está permitiendo, no sólo formar nuevos Médicos para Nicaragua, sino también mejorar la forma de hacer Docencia en las Salas de Hospitalización; reorganizar nuestros Planes de Trabajo, y mejorar el funcionamiento de nuestros Servicios Clínicos, Quirúrgicos y Diagnósticos, permitiendo a la vez mejorar la calidad de atención que brindamos a nuestros Usuarios, Militares y Civiles.

Continuamos enviando a nuestros Especialistas y Sub-Especialistas a realizar Cursos de Entrenamiento y Refrescamiento a Centros de Desarrollo, Institutos y Universidades de los Estados Unidos de América, México, Venezuela y España.

La Escuela de Enfermería “Tiburcia García Otero” hasta la fecha ha graduado a 64 Licenciados en Enfermería y 139 Enfermeros o Enfermeras Profesionales, capacitados para trabajar bajo cualquier circunstancia, y que han venido a ser parte importante en la Atención en Salud del Nuevo Hospital Militar.

Continuamos impulsando de forma continua la Investigación Médica mediante la realización anual de Jornadas Científicas. De hecho, el día 4 de Agosto estuvimos clausurando el XIII Congreso Médico donde se presentaron los mejores Trabajos Investigativos de nuestros Médicos y Especialistas Externos al Hospital, Médicos Residentes y Enfermeros o Enfermeras. Permítanme felicitar a quienes obtuvieron por la calidad científica de sus trabajos los tres primeros lugares de este Congreso.

Por otra parte, hemos continuado en la formación de la Salud formando Especialistas en 8 diferentes Especialidades, y continuamos colaborando con la UNAN, con el POLISAL y la UAM en la formación de Médicos y otro Personal Auxiliar de Salud.

Por otra parte, hemos continuado impulsando los Programas de Proyección Social, desarrollando con la ayuda de Brigadas extranjeras que realizan con nuestro Personal cirugías de alta complejidad, como prótesis de rodilla, cadera, cirugías de senos nasales, paranasales y base del cráneo, así como cirugías de oídos crónicamente infectados, y microcirugía combinada con Láser CO2.

Hemos continuado recibiendo la Cooperación del Fondo Mundial, del INSS, Secretaría de Defensa de los Estados Unidos de América, y otras Agencias del Sistema de Naciones Unidas, para desarrollar Acciones de Prevención del VIH-SIDA, Malaria, Tuberculosis, y otras Enfermedades de Transmisión Sexual, así como Programas de Prevención de la Violencia Intrafamiliar y de Género.

Consolidamos nuestra Participación y Colaboración Internacional trabajando en Actividades de Direcciones de Sanidad Militar de Países Amigos, especialmente de la CEFAC, Comando Sur de los Estados Unidos, COPRECOS LAC, así como el Comité Internacional de Medicina Militar.

Quisiera felicitar a los Dignos Profesionales que han sido condecorados con la “Medalla de Honor al Mérito de Sanidad Militar”, por su dedicación, sacrificio, y su gran contribución al desarrollo de la Medicina Nacional, y a la Cooperación de Hermanos.

En especial, saludar al Jefe de Sanidad Militar, Coronel de Infantería DEM, Samuel Portillo Portillo, Jefe de la Sanidad Militar de Guatemala; al Coronel de Infantería

DEM, Nelson Adalberto Barrientos, Comandante del Comando de Sanidad Militar de las Fuerzas Armadas de El Salvador. Igualmente, un Saludo Fraterno al Coronel Francisco Samayoa Guerrero, Director del Hospital Militar Central de El Salvador.

Quisiera agradecer a las Instituciones que nos han honrado entregando Placas de Reconocimiento. Ello nos compromete a seguir esforzándonos por seguir mereciendo su Amistad, y fortaleciendo nuestras Relaciones mutuas de Cooperación.

Nuestro reconocimiento eterno a nuestros Compañeros caídos en el Cumplimiento del Deber. Nos comprometemos con ellos a ser fieles a su ejemplo, y a no escatimar ningún esfuerzo por cumplir las Misiones que nos asignen nuestros Mandos, a riesgo de nuestra propia Vida si fuera necesario. A sus Familiares expresamos nuestro Eterno Cariño, y la disposición de mantener nuestros lazos con la Familia, como realmente lo somos.

En este 37 Aniversario de la creación del Cuerpo Médico Militar, queremos agradecer el Saludo que nos brindan las Fuerzas Terrestres, Aéreas y Navales, que representadas por Bloques que nos acompañan como muestra de la Hermandad, Cohesión y Cooperación que existe entre todas las Unidades Militares que conforman el Ejército de Nicaragua.

Finalmente, quiero agradecer en nombre de todos mis Subordinados el decidido apoyo que el Alto Mando del Ejército ha dado a la realización de todos los Proyectos implementados por el Cuerpo Médico Militar, y en particular a aquellos dirigidos a la consolidación y desarrollo del Nuevo Hospital Militar.

¡Viva el 37 Aniversario de Fundación del Cuerpo Médico Militar!

¡Viva el Ejército de Nicaragua!

Muchas gracias.

Palabras del General Julio César Avilés
Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua

Comandante Daniel Ortega, Presidente de la República y Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua; Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía; Hermanos de la Comandancia General, Mayores Generales Mojica y Zepeda; General de Brigada Hugo Argüello, Jefe del Cuerpo Médico Militar.

Doctora Martha Elena Ruiz, Ministra de Defensa; Primera Comisionada Aminta Granera, Directora General de la Policía Nacional; Hermanos del Consejo Militar; [email protected] de los Poderes de Estado, Gobierno, Entidades Privadas, Gremios, e [email protected] Especiales; Monseñor Eddy Montenegro, gracias siempre por acompañarnos.

Delegaciones Extranjeras que nos acompañan; Jefes del Cuerpo Médico Militar y Directores del Hospital Militar en Condición de Retiro; Bloques Representativos de las Unidades Militares; Agregados de Defensa, Militares, Navales, Aéreos, y Jefes de Misiones Militares acreditados en nuestro País; Estimados Familiares de nuestros Hermanos Caídos en el Cumplimiento del Deber y Oficiales en Retiro que nos acompañan; [email protected] de los Medios de Comunicación.

[email protected] del Cuerpo Médico Militar, en ocasión de su 37 Aniversario, queremos felicitarlos en nombre de todos los que integramos el Ejército de Nicaragua. Reciban de la Comandancia General, además de las merecidas Felicitaciones, el Especial Reconocimiento por su noble labor.

El 19 de Agosto de 1979, un grupo de Compañ[email protected][email protected] y Combatientes que aportaron a la Liberación de Nicaragua crearon los Servicios Médicos Militares del Ejército Popular Sandinista, hoy Cuerpo Médico Militar.

Durante estos 37 años, ustedes con Dedicación y Disciplina han trabajado sin horarios, velando por la Salud de todos los Miembros de la Institución, aportando al mantenimiento de óptimos niveles de Disposición Combativa para el cumplimiento de nuestras Misiones.

También a lo largo de estos años, con alto Sentido de Solidaridad, han trabajado en el cuido de la Salud de nuestros Familiares, y por supuesto de nuestro Pueblo. Nos sentimos orgullosos de su Trabajo, desde el cual salvan Vidas y llenan de Esperanza a sus Pacientes.

El General Argüello en su Informe ha sintetizado el trabajo realizado por los Miembros del Cuerpo Médico Militar en sus diferentes niveles. Los felicitamos por los resultados obtenidos: Más de 600,00 Consultas, y más de un millón y medio de Exámenes, son muestras claras de sus intensas labores. Estas cifras reflejan la entrega de todo el Personal Médico Sanitario que presta servicio en el Hospital Militar, así como en los más de 50 Puestos Médicos y de Salud del Primer Nivel de Atención dislocado en nuestras Unidades Militares.

Igualmente destacamos, del Cuerpo Médico Militar el trabajo de los Jefes y Oficiales que tienen la responsabilidad de trabajar de manera permanente en la preparación y disponibilidad de los 6 Hospitales de Campaña para responder ante cualquier Emergencia. Y felicitamos al Personal de la Facultad de Medicina y Escuela de Enfermería por transmitir sus Conocimientos al formar a las nuevas generaciones de Médicos y Enfermeros.

De manera especial queremos destacar el esfuerzo y dedicación por el trabajo realizado en el proceso de asimilación y funcionamiento de las nuevas instalaciones del Hospital Militar. Esto es para todos, desde la Comandancia, Estado Mayor General y Cuerpo Médico Militar, un Compromiso y Reto que estamos cumpliendo.

A un año del funcionamiento del Nuevo Hospital Militar, este Centro Asistencial es el de mayor nivel de Resolución en el País, y su Personal brinda la mejor atención posible a sus Usuarios.

Igualmente queremos destacar, que el Cuerpo Médico Militar paralelo a sus Responsabilidades Médicas Militares, en el marco de las Tareas de Apoyo a la Población, participa junto al MINSA en diferentes Jornadas de Salud. De tal manera, que con el esfuerzo de ustedes, [email protected] del Cuerpo Médico Militar, seguimos contribuyendo al fortalecimiento del Sistema Nacional de Salud en beneficio de nuestro Pueblo.

Este día queremos felicitar a los que recibieron la “Medalla de Honor al Mérito Sanidad Militar”, mismas que fueron impuestas por el Presidente de la República. Al Coronel Samuel Portillo, Jefe de Servicio de Sanidad Militar de Guatemala; al Coronel Nelson Barrientos, Comandante del Comando de Sanidad Militar de El Salvador. Gracias a ellos por acompañarnos, y reciban esta Condecoración como una muestra de los Lazos de Amistad y Cooperación que nos unen.

Igualmente, queremos felicitar a los Doctores José Pasos Marciaq, Víctor Noguera, Gustavo Rodríguez, Carlos Pacheco, Mario Orozco, Andrés Zamora, y a la Licenciada Indiana Morales. Felicitaciones en nombre de la Comandancia General.

[email protected] del Cuerpo Médico Militar, en su 37 Aniversario les reiteramos nuestro Reconocimiento y Felicitaciones. Nuestras Felicitaciones y Reconocimiento por el trabajo realizado al General Hugo Argüello, Jefe del Cuerpo Médico Militar.

Nuestras Felicitaciones y Reconocimiento al Teniente Coronel Marcos Salas, Segundo Jefe del Cuerpo Médico y Director del Hospital Militar. Al Teniente Coronel Pedro Tijerino, Segundo Jefe del Cuerpo Médico y Director de Atención Primaria. Igualmente, felicitamos a los Tenientes Coroneles Turcios y Esquivel, Subdirectores, Médicos y Docentes del Hospital Militar.

Y por supuesto, nuestro Reconocimiento a los Jefes de Departamento, Especialistas, Médicos, Personal de Enfermería, Té[email protected], Auxiliares y Sanitarios, por el Cuido de la Salud de los Miembros del Ejército de Nicaragua, nuestra Familia, y de nuestro Pueblo. Todos con su trabajo intenso demuestran Patriotismo, Disciplina y Solidaridad. Nuestro Pueblo tiene en ustedes, Recursos Humanos altamente calificado para servirle.

Aprovecho la ocasión para felicitar a los Doctores que participaron en el pasado Congreso Científico, y reconocer a quienes destacaron por su trabajo.

También este día queremos transmitir nuestro Abrazo Fraterno a todos los Familiares de los Miembros del Cuerpo Médico Militar. Reconocer el Aporte de los Hermanos en Condición de Retiro, y por supuesto, el de nuestros Hermanos Caídos en el Cumplimiento del Deber.

Presidente, queremos en nombre de todos los Integrantes de nuestra Institución agradecerle su Valioso y Firme Respaldo para avanzar en la Modernización y Desarrollo del Cuerpo Médico Militar. Igualmente aprovecho la ocasión para agradecer su respaldo en impulsar el novedoso Proyecto de Instalación del Sistema de Producción de Energía Solar Térmica, lo que significará aproximadamente un ahorro de Energía en el Nuevo Hospital cercano al 30%.

Gracias, Presidente, siempre, por su apoyo. Gracias a usted también, Compañera Rosario, por su apoyo y el firme respaldo para cumplir todas nuestras metas.

También queremos manifestar nuestro Agradecimiento a las Instituciones de Estado, Gobierno; al Ministerio de Hacienda, al MINSA, al INSS, y Alcaldía de Managua, así como a Entidades Privadas y Gremios que han cooperado con el Cuerpo Médico Militar.

Para finalizar queremos reiterar, que en el Ejército de Nicaragua y su Cuerpo Médico Militar estamos comprometidos en seguir sirviendo a la Salud de nuestro Pueblo, porque somos el Pueblo mismo uniformado trabajando en su propio Beneficio.

¡Viva el 37 Aniversario del Cuerpo Médico Militar del Ejército de Nicaragua!

¡Viva el Ejército de Nicaragua!

Muchas gracias.

Palabras de Daniel

Buenas tardes, buenas noches, [email protected] nicaragüenses, Familias nicaragüenses; Compañ[email protected], [email protected] [email protected], del Cuerpo Médico Militar.

Para estos días, lo hemos recordado en otras ocasiones, en el año 1967, hace ya 49 años, se libró aquella Jornada que conocimos como la Gesta Heroica de Pancasán, encabezada por nuestro Héroe Nacional, continuador de la Batalla Antimperialista, Carlos Fonseca Amador.

Un Destacamento Guerrillero, allá en las montañas de Matagalpa, en la Cordillera Dariense, allí los Campamentos Guerrilleros, que después de la Batalla de Sandino contra la Intervención yanqui, y los intentos que se dieron de Luchas Insurreccionales Guerrilleras desde la Zona Fronteriza, esta era la primera Batalla que se libraba instalando los Campamentos en el Centro del País, en Matagalpa.

Era un gran reto, un gran desafío, porque lo normal ha sido en todas las Luchas a lo largo de la Historia, bueno, siempre se busca una retaguardia, y la retaguardia o era Honduras, o era Costa Rica, Países fronterizos con Nicaragua.

Y ahí las labores clandestinas, el entrenamiento, los Campamentos, y luego las incursiones de las Fuerzas Guerrilleras, donde, entre otros, uno de los últimos Combatientes de Sandino incursionó a nuestro País. Desde Honduras incursionaron Generales como el General Ramón Raudales... Raudales andaba ya arriba de los 60 años, y ahí se vino con un Destacamento Guerrillero; logró avanzar, y cayó en combate luego, junto con la Columna.

Otros Destacamentos Guerrilleros se organizaron allá en Costa Rica, incluyendo aquel que encabezó ese otro Héroe Nacional, el Periodista Mártir Pedro Joaquín Chamorro. Salieron de Costa Rica en un avión, desembarcaron en los Llanos de Olama y Los Mollejones, allá en el Departamento de Chontales, y ahí se dieron algunas escaramuzas, al final fueron capturados la mayoría de ellos; luego enjuiciados, condenados, y con el tiempo alcanzaron la libertad; la libertad relativa que se podía alcanzar en esos Tiempos.

El Frente Sandinista, igual, los primeros Campamentos fueron allá en Territorio hondureño, y luego las incursiones por El Patuca, por Raití y por Bocay, en la Frontera con Honduras. Y ahí los combates, y luego el retorno, la captura, generalmente eran capturados, o heridos o muertos en combate, Compañeros que eran cercados en Territorio hondureño, o en Territorio costarricense.

Recientemente falleció el Compañero Cabezas, o Comandante Cabezas, Leonel Cabezas; él, dando la batalla desde Territorio costarricense chocó con la Guardia de Costa Rica, muy bien entrenada, muy bien preparada, muy bien apertrechada y, como resultado balearon a Leonel... Leonel quedó en silla de ruedas para toda la Vida; pero con aquella moral, con aquella fortaleza, dando siempre la Batalla por Nicaragua, y por la Libertad.

Después de lo que fue la incursión esta de El Patuca, Raití y Bocay, nosotros muchachos en ese entonces participando de las reuniones con los Compañeros un poco mayores, como Carlos, como Tomás, como Silvio Mayorga, ahí en las Reuniones... Y bueno, ¿cuál iba a ser el siguiente paso? La conclusión fue, hay que ir a dar la batalla donde está el Pueblo, donde está la gente. ¿Por qué? Porque las Zonas Fronterizas eran Zonas realmente con muy poca población, y la base de apoyo, por lo tanto, era una base de apoyo muy frágil, muy dispersa.

Y ahí, en la Zona de Matagalpa y Jinotega, Rigoberto Cruz, Comandante del Frente Sandinista, Dirigente, uno de los Fundadores del Frente, Rigoberto, originario de mi Pueblo, de La Libertad, Chontales; ¡el Pueblo del Cardenal, igualmente! Él había hecho un trabajo de hormiga entre los Campesinos, y había una alta concentración campesina como la que existe, y ha existido ahí en Matagalpa.

Ya en esos años, en el 67, había una alta Población campesina... Zona de mucha actividad productiva, Zona de latifundios; es cierto, había grandes latifundistas ahí que perseguían a los Campesinos, asesinaban a los Campesinos, les robaban la tierra a los Campesinos... ¡connotados, se hicieron famosos! Aquí tengo los nombres de ellos, pero no vale la pena estarlos recordando.

Pero los Campesinos dando la lucha por la tierra, y se organizaban Sindicatos de Campesinos allá en Yucul, en Uluse. En todas esas Comunidades se formaron Sindicatos... ¡y venía la represión! Y la represión era, no solamente encarcelar a los Campesinos, sino era asesinar a los Campesinos. Ahí asesinaron, asesinaban, asesinaban a cuanto Campesino intentaba organizarse en la Zona.

Ahí murió asesinado Bernardino Díaz Ochoa, aquel Campesino que dijo: No somos aves para vivir del Aire. Somos Hombres, y Mujeres agregaría yo, para vivir de la Tierra, del Campo, del Agro... Bernardino Díaz, Compañero de Benigna Mendiola... la Compañera que ahí anda siempre dando la Batalla, Benigna Mendiola, Campesina de aquella Zona.

Y bueno, ahí la conclusión era que no convenía establecer Campamentos ya en la Frontera, porque además, como es normal, se establecían coordinaciones entre los Estados, entre los Gobiernos, entre los Ejércitos, para ir contra cualquier forma de Organización Política-Militar que se diese, tanto en Honduras, como en Costa Rica. Igual se podía morir en esos Territorios como se podía morir aquí en Nicaragua... A Carlos fue allá en El Chaparral, en Territorio hondureño, que le metieron el balazo en el pulmón. Fue en El Chaparral.

Entonces, ¿conclusión? Bueno, hay que buscar donde está el Pueblo. Ahí tiene que estar el Frente, donde está el Pueblo. Ya desde entonces, diría yo, se estaban sentando las bases de la Tesis Insurreccional que finalmente nos llevó al Triunfo en el 79. Y coincidimos todos que había que ir allí, a esa Zona ya trabajada por Rigoberto Cruz... “Pablo Úbeda” era el seudónimo de Rigoberto Cruz; “Pablo Úbeda” es el nombre que han llevado las Gloriosas Tropas “Pablo Úbeda”.

Fuimos a Pancasán, se establecieron los Campamentos. Yo llegaba por allá, estaba en la Ciudad, estaba en Managua, estábamos clandestinos en la Resistencia Urbana, llevando logística, apoyo al establecimiento de los Campamentos. Íbamos a los Campamentos, y recuerdo que en una ocasión que llegamos a los Campamentos nos encontramos a los Compañeros totalmente postrados, la mayoría de la Tropa estaba postrada, desde Carlos estaba postrado, y con fiebre, con diarrea, dolores de cabeza.

Y bueno, ¿quién atendía médicamente? Tomás medio conocía de algunos medicamentos, porque Tomás había estudiado Derecho, y luego conocía un poco de Medicina. Pero la verdad es que no había capacidades médicas en el Campamento... Y bueno, especulando: Esto puede ser Malaria; pueden ser las aguas, o los mosquitos, los zancudos; o puede ser algo más grave, ¡y necesitamos Médicos!

La Guerrilla necesitaba en ese momento a un Médico para que sobrevivieran los Combatientes. Esa fue la Misión. Y buscar a un Médico para la Guerrilla en esas condiciones no era fácil, Médicos que estuvieran en condiciones de incorporarse a la Guerrilla.

Había Médicos extraordinarios como el Doctor Alejandro Dávila Bolaños, pero ya no estaba en condiciones físicas para incorporarse a una Guerrilla. Estoy seguro que si le hemos dicho al Doctor Alejandro Dávila Bolaños en ese momento que lo necesitábamos allá, hubiera llegado; pero había que sacarlo de nuevo. Queríamos sí a un Médico joven en condiciones de poder quedarse en la Guerrilla, dispuesto a quedarse en la Guerrilla. No ir allá a prestar atención médica y luego retirarse, ¡sino quedarse!

Ahí fue donde encontramos en León a nuestro querido Hermano, el Doctor Oscar Danilo Rosales, él dirigía la Facultad de Patología... ¡la Cátedra de Patología dirigía él! Bueno, fuimos, él era un Militante del Frente en Servicios Médicos como Profesor allí en la Universidad. Se le contactó, él no titubeó, y se incorporó a la Guerrilla. Y ahí teníamos ya el Médico. Ahí estaba el Médico.

Él atendió a los Compañeros, se logró superar la crisis, la epidemia que estaba ya a punto de diezmar a la Columna Guerrillera. Allí estaba Oscar Turcios, estaba Francisco Moreno, Rigoberto Cruz, Carlos Reyna... ¡Cuántos Compañeros ahí! Y Edmundo Pérez, Cuadro del Frente Sandinista ya con una larga trayectoria a pesar de su juventud; y otros más veteranos como Tomás. Tomás era el más veterano ahí, digamos, de todo el grupo, pero con aquella vitalidad y aquella fortaleza que tenía Tomás. Y se quedó Oscar Danilo con la Columna.

Y para estos días de Agosto del año 1967, 26, 27, 28 de Agosto, desde el 25 se empezaron a dar combates. Habían logrado detectar a la Guerrilla que no estaba todavía en condiciones de empezar a combatir. Se estaban creando las condiciones, se estaban desarrollando las redes de comunicación con las bases campesinas, que eran inmensas ahí, el apoyo campesino. Se estaban instalando, se habían instalado ya bodegas subterráneas, buzones, enormes buzones, enormes bodegas subterráneas, donde, aparte de lo que pudiesen durar los víveres, sobre todo se tenía miel, porque la miel es eterna y es un gran alimento; entonces ahí había cantidades de miel de reserva.

Preparándose la Guerrilla para lo que era entonces una Escuela, Escuela dictada desde la Escuela de las Américas; era entonces en Panamá la Escuela de las Américas. Dictaban las Cátedras después de la experiencia de las Luchas Guerrilleras que venían librándose en el Mundo, que venían librando los Imperios en el Mundo; después de derrotas como la que sufrió Francia allá en Dien Bien Phu, Vietnam, y luego la derrota que sufrieron los yanquis en Vietnam.

Eran Épocas de Batallas entonces, y bueno, experiencia que ellos tomaban: ¿Cómo enfrentar las Guerrillas en las nuevas circunstancias? Donde se multiplicaban las Guerrillas en toda Nuestramérica, porque no había Paz, no había Estabilidad en Nuestramérica; solamente había represión, hambre, analfabetismo.

Y las reglas eran: Al Destacamento Guerrillero hay que hacerle un cerco, hay que llevarlo a un cerco táctico; desde lo que es un cerco estratégico luego irlo cerrando a un cerco táctico. Y al ir moviendo el cerco estratégico y el cerco táctico, hay que sacarle el agua al “pez”, como llamaban a la Guerrilla. Hay que sacarle el agua... ¿Qué significaba esto? Reprimir a los Campesinos, capturarlos, torturarlos, asesinarlos; desaparecer la población campesina de la Zona; y luego ya avanzando en el cerco táctico, y ubicando a la Columna Guerrillera, empezar a exterminarla.

Entonces en esos preparativos, en los preparativos para poder empezar a combatir, fue descubierta la Guerrilla; fue descubierta la Guerrilla, y penetró con toda la fuerza y con toda la experiencia, y con toda la Escuela de las Américas, con Oficiales preparados y graduados en la Escuela de las Américas, entraron allí a hacer la represión brutal contra los Campesinos... Campesinos desaparecidos, Campesinos asesinados, Campesinos torturados y, a buscar cómo exterminar a la Columna Guerrillera. Y empezaron los combates con la Columna Guerrillera.

A la par que reprimían a la Población Campesina, también combatían a la Columna Guerrillera, y en esos combates fueron cayendo Silvio Mayorga, Francisco Moreno, Carlos Reyna... ¡ahí fueron cayendo los Compañeros! Varios Compañeros fueron cayendo, y entre ellos cayó Oscar Danilo Rosales. Cayó, como decimos, para ir a un Nuevo Estado, pasar a una Nueva Etapa: El Tránsito hacia la Inmortalidad.

Por eso lo estamos recordando hoy aquí, porque sigue estando presente Oscar Danilo Rosales, y ya estaba presente cuando se fundó este Cuerpo Médico. Ahí estaba presente Oscar Danilo cuando se fundó el Cuerpo Médico, en el mismo mes de Agosto en que él ofrendó su Vida por Nicaragua.

Fíjense bien, él no llegó entrenado como Combatiente; o sea, no llegó a prepararse ahí militarmente, ¡llegó a prestar sus Servicios Médicos! Y cumplió con su Deber de prestar sus Servicios Médicos. Y murió prestando sus Servicios Médicos. Un Héroe de la Patria, un Héroe de la Revolución, Oscar Danilo Rosales.

Y este Cuerpo Médico que luego se creó en el mes de Agosto, hace 37 años, llevó entonces en los momentos de su instalación, y el nombre del Hospital donde sentó sus bases este Cuerpo Médico, el nombre de otro Médico que ya había mencionado: El Doctor Alejandro Dávila Bolaños. Otro Héroe asesinado por la Dictadura, el Doctor Alejandro Dávila Bolaños.

Y bueno, del crujir del Combate, de la Batalla, de la Lucha, como recordaba el General Julio César Avilés, ahí surgió el Cuerpo Médico, y se instaló el Cuerpo Médico. Su primer Director fue Rigo Sampson, luego Juan Ignacio, después de Rigo. Primero fue Rigo Sampson, otro Compañero extraordinario, Dirigente Estudiantil, y luego extraordinario Profesional, Solidario. Fue Rigo primero, y luego Juan Ignacio, que ya le tocó un largo período a Juan Ignacio.

Yo recuerdo las condiciones en que empezó el Hospital, recuerdo bien que era el antiguo Hospital de la Época anterior, y cómo ese Hospital le fue abriendo las puertas, no solamente a los Oficiales, a los Soldados, a [email protected] [email protected], al Personal del Hospital, y a sus Familiares, sino que les fue abriendo las puertas a los Combatientes.

Hasta donde podía, lógicamente, el Hospital prestarles a su máxima capacidad atención a los Combatientes; porque eran tantos los Combatientes víctimas de la guerra, los Combatientes lisiados de guerra, tantos miles, que ni aun como lo hicimos en esa Época, poniendo a nuestra máxima capacidad durante todos esos años, nuestra máxima capacidad, todo el Servicio Médico Nacional, todos los Hospitales del País, para atender a las víctimas de la guerra, porque después de la guerra, después de la Batalla por la Liberación, vino la Batalla por la Defensa de la Soberanía, y continuó el dolor, y por lo tanto el trabajo a tiempo completo en los Puestos Médicos, en los Hospitales.

Los Medios Aéreos del Ejército eran ambulancias, se convirtieron en ambulancias para trasladar, no solamente a los Combatientes heridos o caídos en combate, sino que también trasladar Campesinos y Civiles que eran heridos o que eran asesinados, y había que trasladarlos, o sacarlos de Zonas de alto riesgo.

Realmente fue una hazaña aquella, una hazaña en la Defensa de la Vida, y de la Salud de miles de nicaragüenses, incluyendo, lógicamente, [email protected] [email protected] [email protected] nicaragüenses, aquellas Familias que eran atendidas en este Hospital que luego fue creciendo, fue mejorando en condiciones. Le dimos todo el apoyo que se le podía brindar en aquellos Tiempos.

Yo vi crecer a ese Hospital, personalmente lo vi, yo llegaba allá, vi cómo el Hospital iba creciendo, y Juan Ignacio nos decía: Necesitamos esto, necesitamos lo otro. Y ahí íbamos, como podíamos, mejorando las condiciones del Hospital.

Y no voy a hablar de la siguiente Etapa que [email protected] conocemos muy bien, de 1990 al año 2007, 10 de Enero de 2007 que llegamos nuevamente al Gobierno. Ahí mismo había que seguir fortaleciendo el Hospital, pero también había que ir pensando ya en un Nuevo Hospital. Y eso solo era posible soñarlo, solo era posible pensarlo, con un Gobierno de Raíces verdaderamente Autóctonas, de Raíces profundamente Nacionales, que se hunden en la Historia de nuestro País, desde nuestros Caciques Heroicos, Diriangén, hasta nuestros Combatientes Heroicos, Andrés Castro, José Dolores Estrada, la Batalla de San Jacinto, pasando luego por Zeledón, luego Sandino. Ahí están nuestras Raíces: La Lucha por la Justicia, por la Libertad, por la Paz, por la Estabilidad, que es la Lucha por la Salud también del Pueblo.

Yo recuerdo, y esto es bueno siempre recordarlo, que la Poliomielitis, que es una enfermedad que provocaba víctimas en la Niñez en nuestro País todos los años, en los años anteriores al Triunfo de la Revolución, con el Triunfo Revolucionario en 1979, así como logramos dar el combate contra el Analfabetismo en el mes de Agosto también, fechas que quedaron ahí marcadas para siempre, también logramos erradicar la Poliomielitis de nuestro País.

Fíjense, un País con recursos muy limitados, un País que venía saliendo de una guerra y que enfrentaba otra guerra, pero con una voluntad de cumplir con lo que habían sido los Postulados Históricos de nuestros Héroes y de nuestros Mártires, y que el Frente los retomó: La Alfabetización. Y erradicamos la Poliomielitis.

Les decía, retomamos el Gobierno en el 2007, y luego pudimos empezar a soñar de nuevo, a pensar que era posible no solamente mejorar las condiciones del Hospital Alejandro Dávila Bolaños, sino que era posible también construir un Nuevo Hospital. Y ahí lo tenemos ya el Nuevo Hospital.

Y la construcción de una Obra como el Hospital, las dimensiones que tiene el Hospital, son Obras que realmente exigen mucha disciplina, mucho trabajo, porque los tiempos en la construcción de estas Obras son difíciles cumplirlos; siempre hay desfases por una u otra razón. Nos pasa a nosotros, en general, en muchas Obras que tienen que ver lógicamente con Cooperación Externa, porque los Tiempos, las Licitaciones, todo eso va marcando ritmos que talvez una Obra que se tenía pensada en dos años o tres años, de repente tarda un poco más.

Pero lo importante es que ahí está el Hospital, ¡y el Hospital desbordado! Porque podría estar el Hospital ahí, y el Hospital limitado en cuanto a la atención, simplemente porque es muy poca la Población que estaría dispuesta a ir a ese Hospital a demandar Atención Médica; pero no, es un Hospital que se ha abierto al Pueblo, se ha abierto a la Seguridad Social. Y desbordado, y demandando incluso nuevas Obras para poder atender el desborde que se ha dado; con alta Tecnología indiscutiblemente el Hospital, con Mé[email protected] que se han venido preparando para dominar esta Tecnología.

Pero mientras tanto, claro, para la gente, cuando tenemos Compañeros o Familiares que tienen un Paciente y nos dicen: Queremos que lo lleven al Hospital Militar; tenemos que decirles: Tenemos que buscar otra alternativa porque está desbordado el Hospital Militar. Si no que lo diga el Compañero Director Hugo... ¡está desbordado, está desbordado!

Lógicamente, está en un proceso el Hospital de asentarse bien, y llegar ya a un período donde se pueda explotar a su máxima capacidad todo lo que ahí tienen. Porque hay tanta Tecnología en el Hospital que en muchos casos muchos exámenes, como ustedes me lo explicaron cuando anduvimos recorriendo el Hospital, que antes tenían que hacerse fuera del País, ahora aquí mismo el Hospital les brinda este servicio a los otros Hospitales que mandaban a hacer estos exámenes fuera del País.

Bueno, ahí nomás tienen una sobrecarga, pero todo esto va a dar y nos está dando una nueva calidad en lo que es la atención de Servicios Médicos a la Población, a las Familias, a [email protected] nicaragüenses; y les está dando una nueva calidad también, ya en la práctica, a [email protected][email protected], a [email protected] Especialistas, a [email protected] [email protected], a todo el Personal Médico que labora, a [email protected][email protected], a [email protected] Laboratoristas, porque están conociendo las Técnicas más modernas, las Tecnologías más modernas, y se están calificando allí mismo en el Hospital.

Ya nuestro Hermano Hugo, el General Avilés, nos han hecho un Resumen de lo que significan las grandes tareas que cumple el Cuerpo Médico Militar que estaba más allá lógicamente del Hospital, sabemos que el Cuerpo Médico Militar está tendido en todo el País.

Y en este 37 Aniversario les queremos aquí ratificar nuestro compromiso con ustedes, [email protected] Compañ[email protected], de seguir fortaleciendo al Cuerpo Médico, para que les brinde cada vez una mejor y mayor atención, tanto a los Familiares de los Miembros de nuestro Ejército, a los Miembros de nuestro Ejército, a todos los Afiliados del Seguro que reciben la atención.

De continuar en este esfuerzo, continuar apoyando la calificación de todos ustedes, [email protected] Compañ[email protected] Porque ustedes son un Capital Humano, y si nosotros incorporáramos en el PIB todo el Capital Humano que tiene el País, seguramente ese PIB se dispara. Pero es un Capital Humano que está en función de lo que es la atención de la Salud, la atención para preservar la Vida a [email protected] miles y miles de nicaragüenses que pasan por la atención del Cuerpo Médico Militar.

[email protected] Compañ[email protected], nuestras Felicitaciones en este 37 Aniversario, nuestro Mensaje de Honor y Gloria para los Héroes y Mártires del Cuerpo Médico Militar, y nuestro Abrazo lleno de Amor, para todas las Familias que les acompañan a ustedes cuando están ahí de turno; los están acompañando en la distancia. Porque sabemos que la labor de un Médico es una labor de trabajo no normal; no es una labor que entró a las 8 de la mañana y salió a las 5 de la tarde, y se acabó, sino que les demandan, tienen exigencias mayores a otras labores que tienen [email protected] [email protected] en nuestro País.

Para [email protected] ustedes, [email protected] [email protected], todo nuestro Cariño, y todo nuestro Compromiso de seguir trabajando para mejorar el Servicio, al Ejército y al Pueblo de Nicaragua.

¡Que Viva el 37 Aniversario del Cuerpo Médico Militar, y que Viva el Ejército de Nicaragua!