En este sentido, Araquistain aseguró que el MARENA espera dar a conocer los resultados de la investigación ordenada por el Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, sobre la muerte misteriosa de estos peces en las últimas semanas.

Araquistain destacó que la investigación la está realizando el Centro para la Investigación en Recursos Acuáticos de Nicaragua (CIRA), institución adscrita a la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN).

Los resultados de la investigación del CIRA les serán entregados al MARENA el próximo martes, pero además el Ministerio de Salud (MINSA) está haciendo sus propios análisis sobre el caso, explicó el viceministro Araquistain.

Recordó que en el país se encuentran además varios científicos cubanos de gran experiencia, quienes además de hacer una investigación sobre los fenómenos sísmicos y volcánicos que han afectado el país en las últimas semanas, están apoyando en la investigación sobre los peces muertos.

Cantidad enorme de variables analizadas

El viceministro del MARENA explicó que de acuerdo a los análisis realizados hasta ahora, esa muerte de peces podría deberse a los movimientos terráqueos, a la ruptura de cápsulas de metano en el fondo del lago y a una enorme serie de variables, incluyendo los vientos.

En el último caso destacó que en la época lluviosa hay mucha nubosidad y poco movimiento del agua, por lo que se reduce la cantidad de oxígeno disuelto en el agua, lo que provoca asfixia en los peces.

Añadió el viceministro que “tenemos que llegar a la raíz del problema y eso solo lo lograremos con la investigación científica y estamos preparando con los compañeros cubanos, con los compañeros de CIRA, con los compañeros del Ministerio de Salud, Marena, Magfor, INPESCA, toda una propuesta de estudios científicos que nos va a decir qué es lo que está pasando en el lago”.