La acusada del delito de secuestro simple, Wanky Tanny Monge Altamirano, admitió su responsabilidad y culpabilidad en el secuestro del bebé Betzael Orozco Flores, hecho ocurrido el pasado primero de junio en el Hospital Alemán-Nicaragüense.

En el inicio del juicio oral y público la acusada, haciendo uso de su derecho, dio su versión de cómo sustrajo al recién nacido del hospital.

"Yo vengo a confesar los hechos, yo soy culpable. El día 31 de mayo yo me presenté al Hospital Alemán, sola. Estuve ahí por mucho tiempo. Salí del hospital, no tuve contacto con nadie, salí del hospital y me fui y regresé el primero de junio, fue cuando me topé con la abuelita del bebé y pasó que ella me entregó el bebé en la puerta de neonato. Fue ahí que yo tomé el bebé y salí por emergencia y me fui a mi casa", relató Monge ante el juez Ernesto Rodríguez.

Wanky fue declarada culpable del delito de secuestro simple, por el Juez Sexto Penal Local Ernesto Rodríguez, tras considerar que la acusada en su declaración admitió los hechos de manera espontánea, veraz y voluntaria.

Por su parte, la representante del Ministerio Público solicitó la pena máxima de 6 años de prisión para la acusada.

El juez clausuró el juicio para Wanky y anunció que la sentencia se dará a conocer el día lunes 29 de agosto del 2016 a las dos de la tarde.

El juicio oral y público continúa para los 4 acusados restantes.