La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, valoró que la tranquilidad, la seguridad y la paz, son los elementos fundamentales para salir de la pobreza.

Rosario hizo esa referencia, luego de leer un extracto del documento de campaña de la Buena Esperanza y el Buen Corazón "EL CORAZÓN DEL CIELO LATE POR LAS VICTORIAS !".

"Y así estamos, compañeros, compañeras, hermanas, hermanos, familias nicaragüenses, queridas familias, batallando duro día a día, dándole gracias a Dios por la tranquilidad, la seguridad y la paz, que es la fundación, la piedra fundacional, la base para todo lo que tenemos que seguir haciendo para salir de la pobreza", valoró Rosario.

Estamos "dándole gracias a Dios porque estamos unidos, y unidos somos fuertes, y unidos podemos avanzar, unidos en paz es que avanzamos. Dándole gracias a Dios por nuestra fortaleza, un país con estabilidad, con gobernabilidad, un país en paz, un país tranquilo. Un país con un pueblo lleno de alegría, es un país que atrae inversiones, turismo, que atrae para crear nuevas fuentes de trabajo, que nos permitan desarrollar todos nuestros talentos, todos nuestras capacidades. Y nosotros, el pueblo, las familias trabajando y el Buen Gobierno respaldándonos en cristianismo, socialismo y solidaridad", expresó la Compañera.

A continuación extracto del documento "EL CORAZÓN DEL CIELO LATE POR LAS VICTORIAS !", leído por la Compañera Rosario Murillo:

En estos Nuevos Tiempos que [email protected] hemos venido construyendo, la Responsabilidad Histórica de [email protected] nicaragüenses, és cultivar esa Cultura de Entendimiento y Consensos; és relevar estas otras Formas de la Política y la Economía, que, desde los Principios inalterables de Dignidad, Equidad, Libertad y Fraternidad, nos mueven a Seguir Adelante, para Salir Adelante.

Y Seguimos Adelante...! De la Mano de Dios, con Su Favor, y con la Humildad y Sabiduría propias de un Pueblo, un Liderazgo, un Presidente y un Gobierno, que ha sabido convocarnos a construir, unirnos para construir, e invitarnos a seguir avanzando hacia Mejores Días.

II. Hermano, dame tu Mano...!

Esta és la Invitación al Compromiso. La Invitación a caminar [email protected], reconociendo las Dificultades, Desafíos, Retos, tanto en el Campo de la Cultura de Encuentro, como en la Actividad Económica, Social, y hasta en la misma comprensión de la Política, que, sabemos, plural, diversa, a veces complicada, pero siempre enriquecedora, por la Serenidad y la Sabiduría que requiere, y por el Aprendizaje que representa.

Vamos por Más Victorias...! Eso quiere decir Vamos [email protected] Eso quiere decir que nos invitamos [email protected], sin excluir, sin limitar, reconociendo la Fertilidad de la Inteligencia y la contribución que cada [email protected] de [email protected] desde su Perspectiva y su Visión, puede tener para nuestra Nicaragua, Presente y Futura.

Vamos por Más Victorias...! Eso significa concentrarnos en todo lo que nos une, enfocarnos en todo lo que nos hace Mejores, y dedicarnos a todo lo que ratifique el Trabajo, la Seguridad y la Paz.

Nicaragua, esta Patria Linda y Libre, reúne un sinnúmero de Fortalezas. En un Mundo tan convulsionado y complejo, nuestro País cuenta con un Privilegiado Modelo de Fé, Familia, Tranquilidad y Comunidad, que nos ayuda a mantenernos [email protected], en Valores y Prácticas que provienen de una Revolución Popular, donde el Pueblo supo protagonizar sus Luchas, donde el Frente Sandinista supo vanguardizarlas, y donde en todo momento, a través de las diferentes circunstancias de la Historia, hemos sabido privilegiar el Encuentro, Por el Bien de [email protected], y Con [email protected]

Así, con el Protagonismo del Pueblo, este Pueblo-Presidente, con la Dirección Revolucionaria del Frente Sandinista, de Daniel, hemos venido recorriendo Caminos, atravesando encrucijadas, derribando muros, enfrentando hostilidades y agresiones, preservando siempre el Interés Superior, el Interés Supremo, el Interés del Pueblo, y el Principio Fundamental de nuestra Constitución, que és el Respeto a la Dignidad, la Soberanía y el Espíritu Formidable de [email protected] nicaragüenses.

Partimos de reconocer la Valentía y la Hidalguía de nuestro Pueblo, que en todos los momentos y en todas las circunstancias ha sabido Luchar para Vencer. En estos Tiempos de Trabajo y Paz luchamos, con esa Nobleza, ese Carácter, esa Bravura única que nos ha distinguido a través de la Historia, para encontrar todas las formas posibles de librar exitosamente la Batalla contra la Pobreza.