El evento es apoyado por el Ministerio Agropecuario y Forestal (MAGFOR), el Ministerio de Economía Familiar y por el  Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (MARENA), entre otros organismos.

Miembros de distintas cooperativas cacaoteras muestran las bondades y la calidad de sus productos, desde la semilla seca, la semilla con mucílago y la semilla ya tostada, hasta llegar al chocolate.

Benjamin Dixon, vice ministro del MAGFOR destacó la importancia del rubro, señalando que el cacao orgánico nicaragüense es reconocido internacionalmente como un producto de excelencia y Nicaragua posee de ellos varios fenotipos criollos, además que es un cultivo bajo sombra, lo cual tiene un efecto favorable en la conservación ambiental.

El compañero Dixon recordó que en el país hay 11,500 manzanas de cacao que están en manos de más de  7,500 micro, pequeños y medianos productores, que son apoyados comercialmente por empresas como Atlantic Export y Ritter Export. La demanda local e internacional de cacao es lo que lleva al MAGOR a realizar proyecciones de que se puede llegar a tener en los próximos años unas 20 mil manzanas de cacao.

Amigable con el medio ambiente

Por su lado el Ingeniero Roberto Araquistain, viceministro del Marena, recordó que en el tema del cacao están involucrados no solo MAGFOR y el MARENA, sino que el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, el Instituto de Desarrollo Rural, el Ministerio de Economía Familiar y los gobiernos regionales, así como las cooperativas, entre otros.

Destacó la importancia del cacao, cultivado en forma orgánica, también como un rubro amigable con el medio ambiente al no solo producir riqueza para las comunidades donde se cultiva, sino también porque se siembre en forma intercalada con otros cultivos como la raicilla.

Un productora cooperativizada de cacao de Alamikamba, en la Región Autónoma de Atlántico Norte, Mirna Isabel Morales Gradis, manifestó que gracias al proyecto del gobierno sandinista que impulsa al cultivo del cacao, dijo que se está reforestando las zonas donde vive porque fueron muy despalada con el negocios de la madera.

Apoyo decidido del gobierno sandinista

Aseguró que  la cooperativa a la que pertenece está siendo apoyada además del gobierno por la cooperación japonesa, lo cual les ha ayudado a salir adelante, vendiendo cacao orgánico y ayudando a la regeneración del bosque.

Evenor Espino López, gerente de la Asociación Campesina de Waslala, Acawás destacó “el proceso de trabajo ha sido duro y de aprendizaje, pero hemos logrado cumplir metas para poder exportar, actualmente nosotros estamos exportando cacao y tenemos otros rubros como la apicultura, la miel que la tenemos integrada en los sistemas agroforestales”.

Señaló a la vez que las mujeres de la asociación están produciendo un chocolate artesanal que es tostado por ellas, molido luego, le añaden azúcar, leche y otros agregados, como otro proyecto que busca darles mayores ingresos a los productores, en lo cual añadió están siendo apoyados por el Ministerio de Economía Familiar con centros de acopio rurales.