Productos de estas acciones han resultado lesionados usuarios de este servicio y agentes policiales, mientras se reportan daños en diversas unidades de taxis, las cuales han sido agredidas a pedradas cuando circulaban por algunas de las rotondas donde se han apostado estos taxistas, que demandan un mayor subsidio al ya establecido desde hace tres años.

La actitud de este grupito de taxeros, no solamente tiene molestos a los propios usuarios, sino también a los conductores de vehículos privados, que han tenido que soportar las palabras soeces y el desorden vial que se originan en cada una de las rotondas en las que han protagonizado sus piquetes.

“Los métodos que están utilizando no son los recomendables, tienen derecho a hacer su huelga, pero no de la manera como la están haciendo, porque nos perjudican a nosotros los usuarios, a nosotros los trabajadores que somos los que más daños sufrimos”, criticó Rodrigo Delgadillo del barrio Villa Reconciliación.

“Es una barbaridad lo que han venido haciendo, sobre todo por su manera violenta de protestar, incluso los he visto con bates de madera y tirando pedradas a los taxis que andan trabajando, importando poco que lleven pasajeros, eso es un crimen”, señaló Rodrigo Urrutia del barrio Leningrado.

“Deben dialogar y que revisen su forma de hacer protesta, no así como lo están haciendo, deben hablar como personas y no así como animales, ya que perjudican a la gente que si quiere ir a trabajar”, señaló doña Selfa Martínez del barrio Cuba.

“Mire hermano eso es una gran cagada que estos babosos andan haciendo. Yo estoy de acuerdo con la protesta, pero la forma como la hacen no es la correcta, no se ponen a pensar que pueden matar a uno de esos clientes que utilizan el taxi cuando les tiran las pedradas…eso no puede permitirse, en la cárcel debieran estar por haber atropellado a los policías”, comentó Jacinto Castro Valenzuela, taxero con 15 de experiencia.

"A veces se pasan con la forma de protestar. Ayer pasaron varios errores y no deben repetirse, pero tampoco es justo que la policía haya usado a los antimotines", sostuvo otro taxero que se identificó como Sergi Román Granados.

Doña María Mercedes Gómez del barrio Julio Buitrago, considera que el sector transporte es uno de los más privilegiados, ya que reciben subsidio en el precio de la gasolina, pero ese beneficio no lo trasladan a la tarifa que cobran por recorrido.

“Los beneficios para ellos son, porque lo mismo cobran, no tenemos beneficios”, agregó  doña María Mercedes.

Entre los oficiales lesionados por las acciones de los taxistas se encuentra el Inspector Heriberto Castro Maradiaga, de la Dirección de Operaciones Especiales Policiales (DOEP), Heydiker Ariel Castañeda Cuaresma, policía de vigilancia de Patrullas, Henry Guevara y Claudio José Hernández Gutiérrez.