Nicaragua ha sido ratificada con “B+” en la calificación de deuda soberana a largo plazo en moneda nacional y extranjera con perspectiva económica estable, de acuerdo a un informe publicado por la agencia calificadora de riesgo crediticio Fitch Ratings.

La agencia también ha ratificado en “B” la calificación de Nicaragua de la deuda soberana de corto plazo en moneda nacional y extranjera, manteniendo así el techo país en “B+”.

En el informe de la agencia clasificadora, señala que “Fitch espera que un tercer período consecutivo para el presidente Ortega apoyaría la continuidad de la política económica”.

Además, afirman que “el marco de política macroeconómica de Nicaragua ha sido ampliamente consistente a través de dos décadas y las administraciones, aún a inclinaciones ideológicas opuestas, y a través de los ciclos económicos y políticos”.

Fitch también destaca la política del Gobierno del Presidente Daniel Ortega que promueve la Alianzas, Diálogo y Consenso entre los sectores.

“El mecanismo de consulta del gobierno con el sector privado en la formulación de políticas económicas continúa funcionando y los depósitos del sistema financiero son estables”.

La tendencia positiva del crecimiento económico, el historial de política fiscal prudente y reducción de deuda, un marco de política fiscal y cambiaria que ha apoyado la consolidación macroeconómica y la reducción de la inflación son los factores que respaldan la calificación de Nicaragua por Fitch.

“Esta acción de calificación, que se produce en el marco de la revisión anual de la calificación soberana que Fitch otorga a Nicaragua, confirma la estabilidad macroeconómica del país, la cual ha venido siendo destacada por organismos internacionales y agencias especializadas”, reza una nota emitida por el Banco Central de Nicaragua.

Ante esta ratificación la agencia recomienda a Nicaragua continuar realizando esfuerzos para fortalecer de manera estructural el país, así como reducir las vulnerabilidades externas de forma general.