Cada día son más las familias que se convierten en sujetos del desarrollo económico del país a través del Bono Productivo que a diario entrega el Gobierno Sandinista por todos los rincones del país.

En el municipio de Nindirí, departamento de Masaya, este martes se pudo observar una vez más parte de esa realidad, cuando 125 hombres y mujeres cabezas de familia recibieron sus gallinas y sus cerdos, con lo cual se les viene a garantizar su seguridad alimentaria.

Ello se debe a que la idea es que en sus hogares reproduzcan estos animalitos, y una vez garantizada la alimentación de sus hijos, vendan los excedentes en sus comunidades.

Los protagonistas de esta nueva entrega agradecieron al Gobierno de Daniel y Rosario, pues gracias a ellos hoy ven posibilidades de ir mejorando la economía de sus casas.

Por esta razón subrayaron que se hace necesario seguir fortaleciendo el modelo de restitución de derechos, para que más familias sigan siendo beneficiadas.

AMPLIACIÓN EN BREVE…