La lucha contra las epidemias continúa, este lunes unas 487 viviendas fueron fumigadas en el distrito uno de la capital.

Uno de los barrios visitados fue el Isaías Gómez, donde la población de manera responsable permitió la entrada de los brigadistas, quienes con la fumigación eliminan el zancudo adulto.

"Felicitamos a la población por abrir sus casas para que el efecto del trabajo en todo los barrios sea efectivo, siempre les decimos que cumplan con las medidas preventivas como son mejorar la educación sanitaria, mantener el lavado de manos y eliminar criaderos para la lucha contra el mosquito", enfatizó la Doctora Betzabé Centeno.

Una de las habitantes del barrio Isaías Gómez es la señora Socorro Zelaya, quien comentó que "zancudos siempre hay, pero la fumigación mata una gran cantidad, cuando vienen también nos dicen que hay que mantener la casa limpia para beneficio de nosotros".

"A las niñas yo les echo repelente para que no le piquen los zancudos porque este mosquito se reproduce muy rápido", agregó Socorro.

El señor Antonio Llorente Palacios, dijo "esto continúa el Minsa está bien porque se elimina el zancudo, yo iba hacer un mandado con mi señora y me regresé para que fumiguen mi casa".

"Yo reparo abanicos y mantengo limpio para que no aumenten, yo padezco de los nervios y si me da calentura me altero por eso evito los zancudos", culminó.