Los niños y niñas de la comunidad de Waspam, en el Caribe nicaragüense, recibieron de parte del Gobierno Sandinista zapatos escolares, como parte de la restitución de sus derechos a una educación digna.