“Ustedes saben que los gobiernos neoliberales que tuvimos no le pusieron mucha atención a este elemento tan importante como es nuestra niñez y en este caso nosotros, que antes de empresarios somos militantes del Frente Sandinista, nos hemos dado a la tarea de contribuir en la medida de nuestras posibilidades con poder resolver aunque sea parcialmente con este problema que es muy sentido en nuestra población”, manifestó Ernesto Arostegui Ortega, vicepresidente del Movimiento de Empresarios Sandinistas.

Arostegui explicó que esta entrega de 500 pupitres para las escuelas rurales del municipio de Tipitapa es un acto de solidaridad, cristianismos y amor hacia la niñez, con el único fin de que los estudiantes de primaria y secundaria reciban sus clases en mejores condiciones y por ende tengan una mejor educación, por lo cual el gremio también está apoyando en las diferentes necesidades que presenta el sector educativo.

“Va a ayudar a mejorar el rendimiento académico, en principio se le está restituyendo los derechos a los estudiantes a una educación gratuita, dotarlos en las aulas de clase de lo esencial que es un pupitre y así los muchachos van a desarrollar un proceso de enseñanza con calidad”, indicó Ruth Soriano, directora del Colegio Público Gaspar García Laviana.

Estudiantes comprometidos con el cuido de los bienes

Amanda Rodríguez dijo sentirse contenta por la entrega de esos nuevos pupitres, en los cuales ella junto a sus compañeros podrán recibir sus clases con mucha más comodidad y con las condiciones óptimas para escribir y prestar atención.

“Ahora todos debemos contribuir a cuidarlos con mucho amor para que no se destruyan en poco tiempo”, señaló Lucía Espinales.

Wilber Estrada manifestó que el compromiso que asumen como estudiantes es tomar conciencia sobre cada uno de los bienes que tienen en sus colegios, cuidarlos y vigilar que los demás también los cuiden y no los destruyan, porque son un bien que les garantiza recibir sus asignaturas de la manera más cómoda.

“El compromiso que tenemos ahora es cuidar los pupitres, motivar a los demás que también los cuiden, pero no solo los pupitres, porque es deber nuestro cuidar toda la escuela”, declaró  Mauricio López Dávila.

Responsabilidad compartida para restituir derechos a la educación

Marlon Siu, vice titular del Mined, afirmó que a través del modelo de Responsabilidad Social Compartida, los empresarios sandinistas así como las alcaldías y la participación de las comunidades en este año han logrado rehabilitar, reparar y ampliar 827 centros educativos, lo que significa más de 2,500 ambientes escolares que ahora están restituyendo el derecho a una educación de calidad a cientos de miles de niños y jóvenes en toda la geografía del país.

“Definitivamente que el impacto de mejorar los ambientes escolares se ha comenzado a notar, en primer lugar en crear condiciones dignas para que el proceso de aprendizaje entre nuestros maestros y maestras y nuestros estudiantes se desarrollen en las mejores condiciones nos da un resultado de mayor permanencia de estudiantes en las escuelas, e igualmente el rendimiento académico combinado con el reforzamiento escolar permanente, a mejorar los diferentes procesos de aprendizaje y los diferentes índices de rendimiento académico”, comentó Siu.

El Alcalde de Tipitapa, César Vásquez Valle, argumentó que este trabajo de mejoramiento de los ambientes escolares es producto de esa coordinación que existe entre la empresa privada, el Gobierno Central, Gobierno Municipal y el Poder Ciudadano de cara a garantizar que los niños, niñas y jóvenes del municipio cuento con los elementos necesarios para su educación.