Un sismo de 6,0 grados en la escala abierta de Richter sacudió hoy la costa nororiental de Japón, en la prefectura de Miyagi, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos.

El terremoto siguió a uno de 5,3 grados registrado ayer en la costa de la prefectura de Ibaraki, al sur de Fukushima.

Según la Agencia Meteorológica de Japón, el nuevo movimiento telúrico aconteció a las 18.00 hora local y su epicentro se localizó a 167 kilómetros de la ciudad de Miyagi y a una profundidad de 10 kilómetros.

Los habitantes de la localidad costera de Sanriku, en Miyagi, percibieron las sacudidas más fuertes, pero también pudo sentirse en las prefecturas de Hokkaido, Aomori, Miyagi, Akita y Yamagata.

En la prefectura nororiental de Iwatel, el terremoto llegó al tercer nivel de la escala de intensidad sísmica de Japón, cuyo máximo es siete.

Por el momento no se reportan víctimas o daños materiales y tampoco hay alerta de tsunami.

Japón se encuentra en el cruce de cuatro placas tectónicas y cada año experimenta una serie de sismos relativamente violentos.

En abril pasado, dos movimientos telúricos azotan la prefectura de Kumamoto, en el sur, seguidos por más de mil 700 réplicas, que causaron 50 muertos y enormes daños a la infraestructura.

Los nipones aun no se recuperan de los daños humanos, materiales y ecológicos acarreados por el terremoto y tsunami de 2011, que causó más de 18 mil víctimas y dañó tres reactores de la planta nuclear de Fukushima.

Esa catástrofe nuclear es considerada la más grande de la contemporaneidad, después de Chernóbil.