Representantes del grupo HKND, concesionario del Gran Canal Interoceánico, hicieron la segunda entrega de miles de piezas arqueológicas encontradas en la zona de Brito en el departamento de Rivas.

Con esta entrega ya son más de 65 mil piezas y fragmentos arqueológicos, las que ha recibido el gobierno.

Sagrario Balladares, del Centro Arqueológico de Documentación e Investigación (CADI), de la Facultad de Humanidades y Ciencias Jurídicas de la UNAN-Managua, manifestó que se excavaron dos sitios que forman parte de un gran yacimiento.

Estos datos están basados en las sugerencias hechas en el estudio de impacto ambiental y social realizado por la compañía Enviroment Resources Management (ERM).

“Cabe destacar que esta oportunidad es muy significativa, pues a través de estos estudios que se van a desarrollar a lo largo de la ruta del Gran Canal, se están dando nuevos aportes, nuevos datos, nuevas interpretaciones para la historia nacional y para la regional”, señaló Balladares.

Comentó la arqueóloga que el hallazgo más importante fue los restos de lo que fue un taller de sal, lo que demuestra la intensificación de la producción salina, encontrando tres estructuras asociadas a fogones y asociadas a evidencias cerámicas propias de la producción de sal.

HKND hizo la entrega de los hallazgos a la Comisión del Gran Canal, presidida por el compañero Manuel Coronel Kautz, quien a su vez las entregó al co-director del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC) arquitecto Luis Morales.

De acuerdo Morales, el INC en conjunto con HKND, comunidad científica y las universidades, construirán museos arqueológicos en la ruta del canal, a fin de los hallazgos encontrados en esa zona sean conocidos por la población, una manera de conocer su propia historia.

“Para nosotros estos momentos son muy significativos para la cultura nicaragüense, sobre todo para la arqueología, nunca en Nicaragua se había emprendido tan importante, donde tiene que ver el estudio arqueológico previo para la construcción de una infraestructura que va a representar uno de los avances de la ingeniería mundial”, comentó Morales.

A través de estos estudios se ha venido confirmando teorías e hipótesis sobre la ocupación de los grupos originarios y precolombinos en el pacifico de Nicaragua, encontrándose hallazgos novedosos, como el taller de salificación de las aguas en el año 1430, mucho antes de la invasión española.

“Todos estos materiales después de ser estudiados van a ser regresados a sus sitios de origen y nuestra política cultural establece que cada municipio tiene que preservar sus riquezas naturales”, señaló Morales.

Talavera resaltó que el Gran Canal tiene una importancia económica y social para Nicaragua y el mundo, una importancia ambiental humana, además de valor cultural e histórico.

“Estamos rescatando la historia, donde estamos rescatando las tradiciones, las culturas y estamos rescatando las potencialidades que tenían nuestros ancestros, antes incluso de la invasión de los europeos y eso además del valor que tiene porque estaban ocultos y muchos de ellos en proceso de degradación y ahora nos permite rescatar la historia y rescatar esa pieza arqueológica como parte del proyecto del Gran Canal Interoceánico, pero además va a ser una fuente de ingreso, de ciencia, tecnología y estudios para estudiantes, académicos y científicos del mundo”, valoró Talavera.

Kwok Wai Pang, vicepresidente de HKND, resaltó que el grupo está muy comprometido con ayudar a Nicaragua, a progresar económicamente, pero también actuando de manera responsablemente con el medio ambiente.

“HKND siempre ha estado actuando de manera responsable con el medio ambiente y el pueblo de Nicaragua, respetamos a todas las personas de Nicaragua y hacemos nuestro mejor esfuerzo de tratar a cada persona de manera justa, respetamos la cultura y haremos nuestro mayor esfuerzo para registrar y preservar la cultura de ustedes”, señaló Pang.

En este acto de entrega estuvieron presentes el compañero Laureano Ortega Murillo en representación de ProNicaragua; el Ministro de Políticas Públicas compañero Paul Oquist; el presidente del CNU, Telémaco Talavera; y arqueólogos de la UNAN-Managua que realizaron las excavaciones con el apoyo logístico de HKND.

También participaron Bill Wild, asesor principal de HKND, y otros funcionarios de este grupo de inversionistas.

Los estudios tuvieron como objetivo “identificar restos culturales en la ruta del Gran Canal para recuperar la prehistoria del suroeste de Nicaragua”.