Durante la firma del contrato de préstamo entre el BID y el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, el Ministro de Hacienda Iván Acosta, señaló que el crédito concedido por el BID tiene una concesionalidad del 56%.  

Indicó que 20 millones de dólares se pagarán en un plazo de 25 a 30 años y los restantes 20 millones serán cancelados al finalizar los 40 años, plazo establecido en el contrato.

Acosta explicó que el sector agropecuario es fundamental en el crecimiento económico y la generación de empleos para el país y dijo que con el préstamo se llevará bienestar y los incentivos necesarios para el sector productivo en el fomento a la actividad agropecuaria sostenible.

Detalló que con el programa de fomento a la productividad agropecuaria se beneficiarán unas 2 mil 728  fincas con un impacto directo en  25 mil personas y agregó que los recursos financieros estarán disponibles a partir del próximo año.

Por su parte el Representante del BID en Nicaragua, señor Carlos Melo, destacó que el BID está orgulloso de ser partícipe del impulso de la productividad agropecuaria sostenible en el país.

“Es la continuación de 10 años de trabajo en el sector y ha sido un proceso muy importante para el Banco, donde ha habido muchas lecciones aprendidas, gracias a  poder ser socios en todas estas actividades en el país”, comentó.

Señaló que el mismo apoyo que se está dando en Nicaragua para fomentar la productividad agropecuaria también se está patentizando en el resto de la región.

“Es uno de los grandes retos que tenemos. Así que estas iniciativas  que estamos acompañando en cada uno de los países, apoyan al  desarrollo de toda la región”, indicó y agregó que en Nicaragua es fundamental apoyar al sector agropecuario el cual representa un 70% de las exportaciones y 30% de la mano de obra.

Además refirió que al final el proyecto logrará tener un impacto en los ingresos del sector rural, donde una parte de la población vive bajo el umbral de la pobreza.

También indicó que es una buena oportunidad para potencializar la superación de brechas que se tienen en el sector tecnológico, las cuales se requieren superar para mejorar la producción frente a los efectos del cambio climático. “Nosotros somos socios y estamos dispuestos a poner el hombro juntos”, aseguró Melo.

Finalmente el Ministro del MAGFOR, Ariel Bucardo, indicó que el proyecto permitirá realizar prácticas agroecológicas enfocadas en la adaptación a la variabilidad climática para producir más conservando los recursos naturales.

“El esfuerzo central que vamos a hacer con este programa es apoyar casi 3 mil fincas, de granos básicos y ganadería, en todo el territorio nacional, donde podamos  demostrar que es posible aplicar nuevas tecnológicas para incremento a la productividad”, aseguró Bucardo.

Agregó que esas experiencias servirán para que los productores de otras fincas conozcan y apliquen nuevas tecnologías.

Además el proyecto está enfocado en mejorar una serie de  servicios para el sector productivo, mejorar sistemas de laboratorios, mejorar y validar nuevos productos para el sector  agropecuario y acompañar a los productores.