Expertos internacionales en el sector minero que participaron en el II Congreso Internacional Minero desarrollado en Nicaragua, opinaron que el país está en su mejor momento para el desarrollo de la minería en cuanto a productividad y atracción de inversiones.

Eduardo Chaparro, representante de la Organización Latinoamericana de Minería, destacó que Nicaragua se encuentra en un escenario en el que el desarrollo de la minería artesanal está en el punto de la madurez necesaria para controlar su expansión y aumentar su productividad para aumentar los ingresos de quiénes practican la minería a todas las escalas y atraer inversión que sea productiva, rentable y estable para el país.

"Otros países enfrentan dificultades muy serias y este es el momento en donde el modelo que han desarrollado de cooperación interinstitucional con la industria formal y los artesanos está comenzando a dar resultados y eso hay que protegerlos porque es uno de los mecanismos para lograr inclusión y bienestar social", afirmó Chaparro.

El Ministro de Energías, Salvador Mansell, explicó que los logros alcanzados en el sector son resultados de un modelo de trabajo integral.

"Vemos que nuestro modelo funciona, está funcionando para las familias nicaragüenses. En el 2006 la producción de oro eran 109,000 onzas, las de plata eran 94,000 onzas y nos encontramos ahorita cerrando el 2015 con una producción en oro de 264,000 onzas, es decir más del doble y en lo que es Plata 586,000 onzas que totalmente contrastan con las 94,000 que se produjeron en el 2006. Eso nos permite ubicar la minería y la producción de oro en el tercer rubro de producción, de exportación en nuestro país", detalló Mansell, precisando que el año pasado la producción minera alcanzó un valor de 218 millones de dólares.

"Uno de los aspectos importantes de nuestro gobierno son las políticas que promueven la inversión de la minería, pero lo más importante es nuestro modelo dónde estamos trabajando las empresas privadas, la empresa mineras, la comunidad, los gobiernos locales, el Gobierno central, Marena, ProNicaragua, todos trabajando de la mano buscando respuestas a aquellas problemáticas que se pueden generar en el aspecto ambiental y de la población en las comunidades donde se está trabajando", valoró.

Por su parte Sergio Ríos, presidente de la Cámara Minera Nicaragüense, valoró que el congreso fue un éxito porque logró atraer la participación de más de 22 países.

"Tuvimos la presencia de alcaldes de los municipios mineros, tuvimos la presentación del estudio del impacto económico de la minería en Nicaragua que es el primero que se hace, tuvimos mineros artesanales, tuvimos la presencia de la Federación centroamericana y del Caribe de minería, tuvimos la participación de la organización de Minería", comentó.

Ríos dijo que todavía hace falta muchos temas sobre los cuales trabajar en ese sector, "pero lo más importante es que la visión de los miembros de la cámara es que la minería tiene que desarrollarse como una visión de minería para todos y eso es congruente con la visión que tiene el gobierno y la empresa privada de trabajar juntos para generar más empleo, para generar ingresos, para generar bienestar y para proteger lógicamente nuestro medio ambiente y a las familias en las comunidades donde nosotros operamos", concluyó.