Los directores de las escuelas de manejo certificadas en Nicaragua se reunieron con todos los jefes de tránsito a nivel nacional, para capacitarse y profundizar las estrategias que permitan una enseñanza enfocada a evitar el aumento en la accidentalidad vial.

Este esfuerzo se enmarca en las medidas del Gobierno Sandinista que ha orientado a la Policía Nacional a prevenir la mortalidad y las lesiones ocurridas en las vías a nivel nacional.

Los directores confirmaron que esta estrategia es oportuna pues permitirán garantizar una enseñanza de calidad tanto en la conducción como en el respeto a la ley.

Para Hugo René Montalvan, director de la Escuela de Manejo de la UCC, este encuentro fortalece la relación entre las escuelas y las autoridades policiales además de profundizar en las reflexiones que se deben tener a la hora de compartir las enseñanzas de manejo para formar conductores responsables y respetuosos de la ley.

“Todos debemos de preocuparnos en el incremento que se está dando en la accidentalidad y si nosotros nos damos cuenta, más o menos el 60% de los que optan a nuevos títulos a licencias de conducir, son egresados de escuelas de manejo”, refirió.

A su vez Francisca Torrez, directora de la Escuela de Manejo El Buen Pastor, reiteró la necesidad de que  los nuevos conductores egresen de las escuelas con nuevos métodos que les permitan evitar accidentes en la mayor medida posible.

“Sobre todo para conservar la vida, para proteger la vida, tanto personal, como de los usuarios que hacen uso de la vía, sobre todo con los peatones, con los vehículos de menor tamaño”, sostuvo.

A su vez, el Comisionado General Roberto González Kraudy, Director de Tránsito Nacional, explicó que se han enfocado en las escuelas de manejo, lugar donde muchos nicaragüenses cursan sus seminarios para obtener sus licencias de conducción.

“Estamos viendo cómo contribuimos como una gran alianza, las escuelas de manejo y la Policía Nacional en tránsito”, aseveró.

A nivel nacional son 75 escuelas de manejo las que prestan los servicios de cursos de manejo.

Chinandega y León es donde se acumulan más muertes producto de accidentalidad vial, sumando entre ambos 90 fallecidos, un 50% más que el año pasado.

Actualmente se desarrollan planes especiales por territorio para reducir las tragedias producidas por accidentes viales, principalmente en los departamentos señalados.

Kraudy lamentó de que a pesar del refuerzo de las acciones en las vías de parte de las autoridades policiales, se refleje la persistencia de actitudes al volante que provocan los accidentes.

“Nosotros llamamos a las familias a la reflexión para prevenir las tragedias que es lo más importante que estamos trabajando con todas las escuelas de manejo, vamos a trabajar también con los dueños de talleres de inspección técnica-mecánica, con nosotros haciendo esfuerzo conjunto en función de garantizar la vida de los nicaragüenses”, puntualizó Kraudy.

En lo que va del año 195 personas han fallecido en accidentes de motocicleta, 86 en los producidos en camionetas, en automóvil 53, 35 en camiones y en buses y cabezales 18 cada uno.