Un nuevo grupo de 25 compatriotas que fueron deportados de Estados Unidos, fueron recibidos en su patria por autoridades del Gobierno Sandinista, que de esta manera muestra su solidaridad y acompañamiento a estos hermanos que pasaron muchas penumbras en suelo norteamericano.

En punto de las una de la tarde, aterrizó en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, estos nicaragüenses deportados de varios estados de la unión americana, algunos comentaron las vicisitudes que enfrentaron cuando ingresaron a Estados Unidos en condición ilegal.

Compatriotas son recibidos con mucha dignidad después de vivir penumbras en Estados Unidos

En la terminal aérea fueron recibidos por representantes del Ministerio de la Familia, Ministerio de Gobernación, Policía Nacional y del aeropuerto, quienes les dieron la bienvenida y resaltaron que Nicaragua los espera con los brazos abiertos y seguros que vienen a contribuir al desarrollo económico del país.

“Les estamos dando el acompañamiento, la bienvenida, un refrigerio y una ayuda económica para que puedan trasladarse a sus municipios de origen, además un vehículo los traslada a las terminales de buses para que puedan llegar a sus localidades de origen”, comentó Joisa Cortez del Ministerio de la Familia.

Compatriotas son recibidos con mucha dignidad después de vivir penumbras en Estados Unidos

Entre los deportados de Estados Unidos, se encontraba el joven Donald Obando, originario de Chontales, quien relató que siempre vivió con el temor de ser detenido por las autoridades migratorias, tal y como le paso para su mala suerte.

Manifestó que trabajó en diversos lugares, pero recomendó a la juventud quedarse en su país, estudiar y después trabajar, porque emigrar en condición irregular es muy riesgoso y peligroso.

Compatriotas son recibidos con mucha dignidad después de vivir penumbras en Estados Unidos

“Yo creo que es mejor vivir en Nicaragua, si te ponés a pensar en los riesgos es muy difícil, lo que es la cruzada del emigrante está muy difícil, no está fácil, hay gente que se muere cruzando y si hablamos en el asunto económico, no es la gran cosa, la mano de obra allá (en Estados Unidos) está barata, mejor quedarse aquí”, relató Obando.

Reveló que muchos de sus familiares en Nicaragua, le habían propuesto que regresase al país, porque las condiciones están cambiando y eso brinda oportunidades.

Compatriotas son recibidos con mucha dignidad después de vivir penumbras en Estados Unidos

“Según lo que me ha contado, pienso que está mejor Nicaragua, pienso que el gobierno está siendo un buen trabajo, según la historia después del terremoto, después de la guerra, creo que este es el mejor gobierno que ha estado”, indicó Obando, que viene con la meta de establecer un negocio de venta de celulares.

Otro de los deportados por el gobierno de Estados Unidos, es el ciudadano Iliminey Espinoza, originario de El Sauce en el departamento de León, que agradeció el recibimiento de las autoridades nicaragüenses y mencionó que su meta al regresar a su patria, es dedicarse a la agricultura.

“Estoy contento porque ya vine a mi patria y lo mejor es que vine vivo, eso es lo mejor, porque hay mucha gente que muere en el camino, o muere en las guerras como en Siria y nosotros venimos vivos. La bienvenida ha sido buena y venimos a contribuir al país, vamos a seguir trabajando, yo trabajo en el campo y vamos a seguir trabajando”, dijo Espinoza.