A medida que las aguas comienzan a retroceder en zonas de la capital de Louisiana, algunos residentes intentan regresar a sus casas dañadas por las inundaciones a pie, en coche o en barco. Pero aunque la lluvia casi ha cesado por completo, otras zonas del estado están ahora en alerta por posibles crecidas tras las fuertes tormentas que obligaron a miles de personas a alojarse en albergues.

Los ríos y arroyos mantienen un caudal peligrosamente alto en zonas del sur de Baton Rouge, donde la población hace acopio de bolsas de basura para intentar proteger sus viviendas, preparándose para lo peor mientras el agua avanza hacia el sur. En una de estas áreas, Ascension Parish, las autoridades dijeron que algunos pueblos pequeños ya están anegados.

Se reportaron varios decesos y más de 20,000 personas han tenido que ser rescatadas desde el viernes en las peores inundaciones registradas nunca en la zona. Al menos 11,000 personas están en albergues a la espera de que remitan las inundaciones.

El lento sistema de bajas presiones que descargó más de 20 pulgadas de agua en algunas partes de Louisiana avanza hacia Texas, pero el Servicio Nacional de Meteorología advirtió de que el peligro de nuevas inundaciones sigue siendo alto por el volumen de agua que fluye ahora hacia el golfo de México.

En Baton Rouge y sus alrededores muchos estaban ansiosos por comprobar los daños causados por el agua. Un agente de policía de guardia en un control de carreteras en la ciudad advirtió a Jack Miller, de 60 años, de que se arriesgaba a ser detenido si intentaba llevar su bote en remolque por la carretera.

"Estoy intentando regresar a mi casa y rescatar a mi gato", apuntó Miller.

El lunes por la noche, autoridades dijeron que se recuperó un cadáver en Baton Rouge, elevando a siete el número de fallecidos en los últimos días.

Según Casey Rayborn Hicks, portavoz de la oficina del sheriff en el distrito este de la ciudad, un voluntario patrullaba en su lancha el lunes cuando se topó con la víctima frente a una biblioteca. La forma en que murió y la identidad de la víctima aún están por confirmar, agregó.

Funcionarios estatales que monitorean los decesos relacionados con la tormenta no pudieron confirmar si este estuvo relacionado con las inundaciones.