Todavía el destino turístico de Nicaragua está en su fase inicial. Razón para nosotros desde ya de sugerir este maravilloso país ubicado en el centro de América Central.

No existe ninguna otra área más grande y entrelazada de bosque tropical húmedo al norte del Amazonas que en Nicaragua y el país pertenece a los de mayor biodiversidad en el mundo. Pájaros de colores deslumbrantes dan vida a los bosques, pumas y jaguares deambulan por el monte, diferentes especies de monos hacen gimnasia en las copas de los árboles y un fascinante mundo submarino habita no sólo en las dos costas, sino también en los lagos al interior del país. Es un verdadero tesoro de plantas y animales por descubrir y es lo que también el gobierno ha reconocido como capital turístico. Por lo tanto, promueve con determinación el turismo sostenible y muchas agencias de viaje y proveedores especiales han sido certificados por organizaciones internacionales de prestigio, como Rain Forest Alliance o TourCert, que otorgan sellos de calidad por un turismo respetuoso con el medio ambiente y con responsabilidad social.

Revista Alemana

Muchas zonas del país están registradas como Parques Nacionales. No se debe perder, por ejemplo, una visita al Parque Nacional Volcán Masaya. Nicaragua tiene muchos volcanes activos, uno de los cuales es el de Masaya. Echar una mirada al cráter humeante, los misteriosos rumores y ruidos asociados con los vapores sulfurosos que salen del volcán, son una experiencia inolvidable. En las paredes del cráter anidan loros verdes, que evidentemente no se molestan con los gases tóxicos.

Otra visita obligada es el Cañón de Somoto. Se encuentra al norte del país en la frontera con Honduras. En algunas partes tiene una profundidad de 80 a 100 metros y un ancho de 10 metros. El Río Coco, que en parte con la acción erosiva del agua ha creado el cañón en millones de años, se puede navegar en botes y llantas. Una gran diversión en el agua agradablemente fresca del río.

Revista Alemana

La capital Managua, fue destruida casi por completo en 1972 por un terremoto, y aún no se ha recuperado totalmente del mismo. En la plaza principal de la ciudad con 1,5 millones de habitantes, la Plaza de la República, todavía se aprecian los restos de la Catedral destruida. En su interior crecen árboles.

La orientación en la ciudad es difícil. No cuenta con un verdadero centro ni calles señalizadas. No obstante, Usted encontrará el Parque Central, un oasis de calma en la ciudad bulliciosa y ruidosa. Aquí, en los pequeños quioscos venden bebidas frías y niños ofrecen figuras de animales trenzadas por ellos mismos.

Nicaragua está empezando a desarrollar su pilar turístico. Por lo tanto, es un auténtico descubrimiento para todos aquellos que buscan hacer vacaciones fuera de los sitios conocidos.

(Este artículo es una traducción libre de la publicación en la Revista Alemana "Hochzeit". Enlace a la publicación original AQUI)