La policía suiza informó hoy que los resultados de las investigaciones realizadas hasta el momento sobre el ataque contra un tren de pasajeros el sábado último indican que no se trató de una acción terrorista.

Un portavoz policial afirmó que el atacante, de 27 años, quien murió este domingo como consecuencia de sus heridas, al parecer no estaba vinculado a ninguna organización extremista, aunque continúan las averiguaciones en torno a este caso.

El 13 de agosto un asaltante solitario arremetió contra los pasajeros de un tren a la altura del nororiental cantón suizo de Saint Gallen, provocó el incendio del vagón e hirió a seis personas, entre ellas una mujer de 34 años que fue hospitalizada en estado crítico y murió a las pocas horas.

Una niña de seis y una adolescente de 17 años de edad, continúan reportadas de muy graves, por lo que se teme que el número de víctimas mortales pudiese aumentar, agregó la fuente.

La policía allanó la casa del sospechoso, que vivía en un cantón vecino, un suizo sin antecedentes penales cuyo nombre no fue revelado. En el registro no se encontraron indicios de una motivación terrorista, agregó la fuente.