Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes, saludó al pueblo leonés por la celebración de la Gritería Chiquita que se realiza desde hace 69 años en honor al dogma de la Asunción de María.

"León es como la iglesia madre en Nicaragua, fue la primera diócesis que se fundó en Nicaragua", expresó el Cardenal Brenes, quien valoró que la ciudad siempre está siendo acechada por fenómenos naturales como erupciones y sismos.

"En una ocasión quisieron ellos darle gracias a la Virgen celebrando lo que hoy conocemos como la Gritería Chiquita para manifestar de esta forma su agradecimiento por la protección", valoró el Cardenal.

"Nos alegramos porque es una celebración como vísperas en vista que el día 15 tenemos la gran fiesta del pueblo mariano de la Asunción de Nuestra Señora. El pueblo de Nicaragua sigue manifestando su amor a María y manifestando su cariño, pero también manifestando y haciendo patente que la sentimos muy cercana a nosotros", agregó el Arzobispo.

Celebra 42 años de ordenación sacerdotal

El Cardenal Brenes también se refirió a su 42 aniversario de ordenación sacerdotal y dijo que se siente apoyado y respaldado por la feligresía y por los medios de comunicación.

"Creo que una de las cosas grandes que he sentido durante estos 42 años es la cercanía de los fieles indistintamente de todos los niveles, mientras estuve en Matagalpa fue muy cercana la gente del campo con su cariño, aquí en la ciudad con la gente del barrio, y creo que también la presencia de ustedes como hombres y mujeres de prensa, eso me da una alegría el ser una persona cercana como nos pide constantemente el Santo Padre, y que los niños y los jóvenes se puedan acercar a mi persona sin ningún temor", indicó el Cardenal.