A petición del gobernador Alejandro García Padilla, la secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Sylvia M. Burwell, declaró hoy una emergencia de salud pública para Puerto Rico debido a la propagación del virus del zika.

El anuncio ocurre a unas horas de que el Departamento de Salud informara sobre la confirmación de 1,914 casos nuevos de zika para un total de 10,690 casos acumulados desde la llegada del virus a la Isla.

En un parte de prensa, La Fortaleza explicó que declaración constituye una herramienta que brinda apoyo al gobierno de Puerto Rico para enfrentar la epidemia y particularmente proteger a las mujeres embarazadas y sus bebes.

“Esta administración está comprometida a enfrentar el brote de zika en Puerto Rico con la urgencia necesaria”, afirmó Burwell.

“Esta declaración de emergencia nos permite brindar apoyo adicional al gobierno puertorriqueño y además nos recuerda la importancia de que las mujeres embarazadas, las mujeres en edad reproductiva y sus parejas tomen medidas adicionales para protegerse y proteger a sus familias contra el zika”, agregó.

García Padilla agradeció el apoyo brindado por la administración del presidente Barack Obama.

“La amenaza del zika a futuras generaciones de puertorriqueños es latente y siento la responsabilidad de hacer todo lo que esté a mi alcance para combatir su propagación. Es por esto que activamente continuamos buscando alternativas para evitar que la cifra de contagios continúe en ascenso”, apuntó el mandatario.

Precisó que la declaración y el acceso a ciertos fondos que brinda “es un ejemplo más de la colaboración entre el gobierno federal y el gobierno del Estado Libre Asociado”.

Apuntó que su administración continuará con su campaña de orientación a los puertorriqueños sobre las iniciativas que deben tomar para prevenir contagiarse con el zika, especialmente evitar que el virus afecte a las mujeres embarazadas.

Con la declaración de emergencia de salud pública, el gobierno de Puerto Rico puede solicitar financiamiento para contratar y capacitar a trabajadores desempleados para ayudar en el control de vectores y en los esfuerzos de divulgación y educación a través del Programa de Ayuda Nacional al Trabajador Desplazado del Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

También puede pedir la reasignación temporal de personal del departamento de salud pública local o de las agencias locales que reciben financiamiento a través de programas de la Ley de Servicio de Salud Pública en Puerto Rico para ayudar en respuesta contra el zika.