El Gobierno Sandinista avanza con el desarrollo de proyectos cuyo principal fin es disminuir el hacinamiento habitacional y por tanto garantizar mejores condiciones de vida para las familias nicaragüenses.

Un ejemplo más de este esfuerzo lo representan 11 familias de la comarca Los Vanegas, municipio de Nindirí, quienes se convirtieron en protagonistas de un proyecto de mejoramiento de viviendas, ejecutado por el Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR).

Para estas familias contar con esta ayuda representa la materialización de un sueño que sólo con el Gobierno Sandinista es posible.

Valeria Berrios es una joven soltera y madre de dos niños de 3 y 7 años. Por años vivió con sus pequeños en un cuartito construido en la casa de sus padres. Ahora sus planes es trasladarse a su nuevo espacio y poco a poco seguir ampliándolo para mayor comodidad.

"Desde que tengo responsabilidad siempre he querido tener mi casa. Yo vivía en un cuarto a par de la casa de mis padres", manifestó.

Igual se expresó Fátima Obando para quien es una satisfacción saber que cuenta con un gobierno que respalda las aspiraciones de viviendas dignas de las familias pobres.

"Hoy ya se nos está sustituyendo nuestro derecho a las viviendas dignas y que el Gobierno nos ha proporcionado a bajos costos" , aseguró.

El señor Álvaro Vanegas dijo sentirse también satisfecho con el apoyo del gobierno, pues sólo de esa forma es que su familia ha logrado vivir más tranquila. El afirmó que hará un mayor esfuerzo por cuidar este bien y mejorarlo.

"Es una restitución de derechos que nunca la habíamos obtenido" manifestó Vanegas.