Al menos cuatro personas han resultado heridas a causa de las dos explosiones que se han registrado este viernes en el balneario tailandés de Hua Hinn; mientras que otras dos deflagraciones han sacudido el balneario de Surat, al sur de Tailandia, dejando al menos un muerto, informa la cadena televisiva Thairai.

Poco después se ha registrado otra explosión en otro balneario Phuket, causando al menos un herido.

Más tarde en Hia Hin los zapadores de la policía descubieron otra bomba sin explotar que no tardaron en desactivar.

En el mismo balneario de Hua Hinn se registró el jueves una doble explosión que causó la muerte de una mujer y dejó 19 heridos, según la policía. Las fuerzas de seguridad indicaron que los artefactos explosivos estaban escondidos en macetas y que fueron detonados por medio de teléfonos móviles con menos de media hora de diferencia. Entre los afectados se encontraban turistas extranjeros. Por el momento, nadie se ha atribuido la autoría del ataque.