Los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Colombia, Juan Manuel Santos, acordaron este jueves abrir la frontera común de forma ordenada, controlada y gradual en beneficios de ambos pueblos.

En una reunión en Puerto Ordaz, estado Bolívar (sureste venezolano), los mandatarios escucharon los informes de sus respectivas delegaciones, que han trabajado en la normalización de la frontera.

El jefe de Estado colombiano explicó que será un apertura transitoria y ordenada, que iniciará con permitir el paso a los pobladores a partir del sábado 13 de agosto. "Se va a expedir un documento de facilitación fronteriza para que los habitantes de la frontera tengan las facilidades, pero también para controlar quién entra y quién sale".

Indicó que el tema más importante discutido en la reunión fue la seguridad, un punto que va a contribuir a la normalización de la zona limítrofe. En este sentido, anunció la creación de un centro binacional para luchar contra el crimen transnacional en la frontera.

Se habilitarán cinco puntos entre ambos países para el paso de las personas. También habrá dos horarios: Desde las 17H00 hasta las 20H00 (hora colombiana) y desde las 18H00 hasta las 21H00 (hora venezolana).

Maduro explicó que la jornada de varias horas de conversación se realizó "con la mayor voluntad de fortalecer nuestras relaciones integrales entre gobiernos y los pueblos". Indicó que estuvo motivada por las buenas noticias de ambas delegaciones "para la regularización y el mejoramiento de la vida en nuestra frontera".

La corresponsal de teleSUR en Venezuela, Madelein García, informó que al encuentro también asisten los miembros de los equipos negociadores de ambos países para una solución a la situación en la frontera común.

García comentó que entre los puntos a tratar en el encuentro presidencial están temas como la seguridad, migración y contrabando, aspectos importantes para lograr una frontera segura.

La frontera entre Venezuela y Colombia fue cerrada el 19 de agosto de 2015 tras un atentado a militares venezolanos por parte de grupos paramilitares. Se trató de una medida del presidente Nicolás Maduro para enfrentar el contrabando y la criminalidad en esa área.

El pasado 21 de septiembre, Maduro y Santos se reunieron en Quito (capital de Ecuador) para abordar el tema. En ese encuentro acordaron el retorno de sus respectivos embajadores y la apertura de una investigación sobre los problemas de la frontera común.